¿Por qué Miguel von und zu Liechtenstein no debería usar ese apellido?

Ya anteriormente la Casa Principesca de Liechtenstein había señalado que la simulación de pertenencia se castiga con privación de libertad. Miguel Von und zu Liechtenstein señala que "sólo fue un cambio de nombre". No sería tan simple.

Por Consuelo Rehbein

El derecho es una ciencia social que tiene mucho de análisis y normas, pero también de interpretación. Por estos días Miguel Von und zu Liechtenstein ha sido noticia por hacerse pasar por un miembro de la Casa Principesca de Liechtenstein. Miguel, quien antes se apellidaba "Pardo" se ha defendido señalando que realizó un cambio de nombre legal. ¿Es tan sencillo?

Según el Registro Civil de Chile, Miguel si se llama "Miguel Von und zu Liechtenstein Oyarzún", pero se señala que su padre sería Hernán Pardo. Los relatos que se han publicado esta semana señalan que Hernán Pardo sería el padrastro de Miguel, quien lo habría reconocido a causa de la relación que tenía con la madre del joven. Pero no sería el padre biológico de Miguel.

¿Es un Liechtenstein? La tía del joven, Elizabeth Oyarzún, señaló que no y que el uso de ese apellido en particular habría surgido de un viaje de intercambio a Estados Unidos, donde Miguel fue recibido en la casa de una familia Liechtenstein.

Lo legal

La abogada de la Universidad de Chile, Claudia Torres, explicó a Publimetro que "cualquier persona puede solicitar por una vez que se le autorice cambiar sus nombres o apellidos o ambos". Pero la especialista es enfática en detallar que "se establecen requisitos". Por ejemplo: cambiar un nombre ridículo o haber sido conocido con un nombre por más de 5 años por motivos plausibles. Al parecer Miguel, se habría acogido a dicha causal.

"Se trata de un procedimiento bastante normado. Pasa por diferentes etapas para que en el procedimiento para evaluar si el nombre que quiero eliminar cumple con los requisitos y si el nombre que quiero adquirir también está conforme a la ley, al orden público y a las buenas costumbres", explicó la especialista.

"No es llegar y cambiar el nombre porque no me gusta. Hay que cumplir requisitos tanto para sacar el nombre original, como para aprobar la propuesta del nuevo", añade. Todo esto está en la ley 17.355, artículo 1.

¿Qué pasó para que Miguel Pardo Oyarzún pasara a ser Miguel Von und zu Liechtenstein Oyarzún?

Torres cree que "el tribunal nunca imaginó que un cambio de nombre en Chile tendría una repercusión de estas proporciones. Se trata de un problema que involucra a otro país y a su nobleza". "Siendo la buena fe un principio rector del derecho chileno, mucho menos pensaron que se haría un mal uso de esta modificación, pero sirve de experiencia para los tribunales chilenos", añadió.

Ya hace algún tiempo atrás, desde la Casa Principesca de Liechtenstein señalaron que "el mal uso del nombre de la Casa Principesca de Liechtenstein o la simulación de pertenencia a la misma se castiga con una pena de privación de la libertad de hasta un año o con una multa".

¿Nombre diplomático?

El apellido que él uso, gracias a la ley chilena es "von und zu Liechtenstein", que traducido de manera literal significaría "desde y hacia Liechtenstein", haciendo de cierta manera hincapié a "pertenece a Liechtenstein". Ese apellido "von und zu Liechtenstein" es el utilizado por la nobleza del principado, perteneciente a la casa.

Si Miguel simplemente hubiese cambiado su apellido por "Miguel Liechtenstein", no sería tan notorio el significado de "pertenencia" a la Casa del Principado, por lo que no estaría en tela de juicio si Liechtenstein tendría a facultad de demandarlo.

Tratamos de comunicarnos con representantes de dicho principado para conocer si está la intención de realizar la demanda, pero hasta el cierre de esta edición, no obtuvimos respuesta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo