Como un déjà vú: Papa vuelve a pedir perdón a las víctimas de abusos y anuncia regreso de Scicluna al país

Durante estos días el pontífice se reunió con un segundo grupo de víctimas del sacerdote Fernando Karadima.

Por Dannae Arias

Este fin de semana el papa Francisco hospedó en la Casa Santa Marta a un segundo grupo de víctimas del párroco Fernando Karadima: fueron cinco sacerdotes, dos laicos y dos eclesiásticos que ayudaron  los afectados, según comunicó la Santa Sede.

Y claro, el pasado 23 de mayo, en una declaración pública, los presbíteros Eugenio de la Fuente, Alejandro Vial y Francisco Astaburuaga – tres de los invitados por el Papa- se declararon “víctimas del sistema abusivo que se practicaba cuando participábamos en la parroquia del Sagrado Corazón de Providencia (El Bosque)”.

Sobre la cita, los 5 sacerdotes que se reunieron con el Papa señalaron que el obispo de Roma les pidió perdón por los abusos. Además precisaron que Francisco los escuchó “con mucha atención”, respetando sus tiempos en las citas individuales, para luego recibirlos en un espacio grupal donde dieron por terminada la dinámica.

"(Siento) una gratitud inmensa por la acogida y un consuelo enorme por haberme sentido completamente comprendido por una persona admirablemente empática, que sufrió con mi dolor, y con una esperanza muy grande porque veo que tiene una comprensión muy amplia y profunda del problema", manifestó luego de la reunión Eugenio De la Fuente, párroco de la Iglesia de Santiago, según consignó la Agencia Catholic News a las afueras del Vaticano.

Fue este mismo presbítero quien apuntó que llegó a Roma "con tres ideas: de gratitud de que nos haya invitado, de consuelo de que nos íbamos a encontrar con Pedro, el Santo Padre, y también con esperanza", y tras la reunión con Francisco expresó que "estas tres cosas las confirmo e incluso mucho más allá de mis expectativas".

Respecto de este encuentro, el sacerdote Francisco Astaburuaga, otro de los invitados, aseguró que durante las conversaciones no se abordó el tema del obispo de Osorno, Juan Barros, sindicado por los denunciantes de Karadima como un encubridor de estos abusos. Pese a ello, destacó que "es muy reconfortante y (una muestra de) gran humildad del Santo Padre el pedir perdón una vez más. Estamos muy agradecidos por su actitud".

Se espera que . Astaburuaga y De la Fuente vuelvan este lunes a Chile, mientras que el resto del grupo lo hizo este domingo.

Vuelven los pesos pesados

El director de la oficina de prensa del Vaticano, Greg Burke, informó este jueves que no sólo el sacerdote español Jordi Bertomeu viajará a Chile en una nueva misión, sino que también lo hará el arzobispo de Malta, Charles Scicluna.

En esta ocasión, ambos enviados se dirigirán a la Diócesis de Osorno, a cargo del obispo Juan Barros, quien ha sido señalado como uno de los encubridores de los abusos perpetrados por Karadima. Pese al anuncio, desde la Santa Sede aún no han confirmado la fecha ni el itinerario de la visita.

Pese a ello, fue el mismo Barros quien expresó su gratitud ante la decisión del Papa por realizar esta misión “rezamos a Dios especialmente y nos disponemos a colaborar para los buenos frutos de este generoso esfuerzo”, escribió en un breve comunicado.

Scicluna y Bertomeu estuvieron en Santiago en febrero pasado, ocasión en que escucharon a las víctimas de los abusos sexuales cometidos al interior de la iglesia. Al término de la misión, Scicluna entregó un duro informe sobre estos hechos y su encubrimiento, material que sirvió de guía para que  Francisco realizara los primeros encuentros con obispos chilenos, citas que concluyeron con la presentación de la renuncia de 34 obispos, quienes representan la totalidad de las autoridades eclesiásticas del país.

Por otra parte, los casos de abusos dentro de la iglesia católica suman y siguen; este domingo el obispo Goic se refirió en plena misa a la crisis en la diócesis de Rancagua luego de la suspensión de 14 sacerdotes  por abusos sexuales, de poder y conductas impropias. En la instancia, el prelado recalcó que espera se descubra la verdad de lo sucedido, afirmando que "de este dolor surgirá algo nuevo de mayor fidelidad a Jesús".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo