La ley de la realeza británica que discriminará de por vida a las futuras hijas de Harry y Meghan

A pesar del feminismo de la ex actriz estadounidense que destaca la Corona británica, la reina Isabel II aún no actualiza arcaicas leyes de la realeza

Por Francisca Herrera

A casi tres semanas del matrimonio de Harry y Meghan Markle, el pasado 19 de mayo, los duques de Sussex aún están bajo la mira de la prensa internacional. Es así que cada cierto tiempo conocemos más detalles de la vida de la joven pareja real.

Sin embargo, no todo es amor y felicidad, ya que, a pesar del feminismo de la ex actriz estadounidense, una arcaica ley de la realeza británica discriminará de por vida a las futuras hijas de Harry y Meghan.

De acuerdo con la revista People, los nuevos títulos que recibieron por parte de la reina Isabel II en su matrimonio sólo pueden ser transmitidos a sus descendientes varones.

En este sentido, las niñas que puedan tener no podrán heredar la denominación de duque y duquesa de Sussex; conde y condesa de Dumbarton; y barón y baronesa de Kilkeel.

Lenta modernización

No obstante, no todo es gris, ya que la historia ha demostrado que de a poco la Corona inglesa ha buscado actualizarse en pro de la igualdad.

En 2013, la nueva Ley de Sucesión de la Corona determinó que la sucesión al trono iba a ser determinada por el orden de nacimiento y no por el género del heredero. Es así como la princesa Charlotte no perdió el cuarto lugar en el camino a la corona tras el nacimiento de su hermano menor, el príncipe Louis.

Es en este contexto que se espera que la reina Isabel II cambie la discriminatoria ley antes de que la nueva pareja real tenga a su primera hija.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo