Temuco: condenaron a 20 años a padre que torturó a joven de 13 tras acusarlo erróneamente de violar a su hija

Se trata de Pablo Morales, quien acusó a Alan Peña de abusos contra su hija. Posteriormente la PDI descartó participación del muchacho, quien murió tras las torturas.

Por Jaime Liencura

Le dieron 20 años de presidio efectivo a Pablo Morales, un hombre que en 2016 torturó por 12 horas al joven de entonces 13 años, Alan Peña, tras acusarlo erróneamente de violar y asesinar a su hija.

A ojos del Tribunal Oral en lo penal de Temuco, Morales fue culpable de golpear y asfixiar con una almohada al adolescente, lo que posteriormente le provocó la muerte, en un domicilio ubicado en el sector de Pedro de Valdivia en la capital de la Región de La Araucanía.

¿La razón? Morales habría sindicado al joven como el abusador sexual de una de sus hijas. Este joven, que padecía Síndrome de Asperger, recibía atenciones en un centro de rehabilitación conductual del Sename, lo que lo hizo catalogarlo como un delincuente.

No obstante, tras varias pericias, la misma Policía de Investigaciones descartó cualquier participación de Alan Peña en algún tipo de abuso sexual a la hija de Morales.

No actuó solo

Cabe mencionar que la Justicia determinó que Morales no actuó solo. También condenó a  300 días de presidio a Abraham Bravo, por participar como cómplice en estos hechos.

Como informó radio Cooperativa, posterior al fallo, el fiscal Ítalo Ortega explicó que como Ministerio Público "habíamos pedido en nuestra acusación -y así lo sostuvimos durante el juicio- la condena de presidio perpetuo calificado respecto del acusado Morales Correa".

Además, el persecutor expresó sus quejas pues "se ha impuesto la pena dentro del tramo en el cual comienza esta pena, que es de los 15 años y un día. El primer tramo termina en 20 años y esa pena es la que ha impuesto el tribunal".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo