Cómo debiese funcionar el teletrabajo en Chile

Gobierno ya está pronto a presentar un proyecto de ley de trabajo a distancia y expertos explican la forma en que debiera aplicarse este modelo laboral en nuestro país.

Por Pablo Contreras

Es parte del programa de Gobierno. El Ministerio del Trabajo está afinando los detalles de la ley que buscará regular el teletrabajo en Chile.

La flexibilidad de horarios y el permanecer más tiempo en el hogar son solo algunas de las ventajas de este modelo laboral.

Aunque Chile solo se está sumando a una tendencia no nueva en el mundo. “En la actualidad, muchos países están avanzando en lo que es la regulación de este tipo de trabajo”, afirma Javier Krawicki, cofundador de la plataforma Tu Primera Pega.

Afirma por ejemplo que “en Estados Unidos hay casi 30 millones de estadounidenses que trabajan desde la casa al menos una vez por semana, y esto va incrementándose cada vez más, y hay países que están mucho más desarrollados y preparados, como lo es China, y tiene que ver con la tecnología y sistemas que utilizan para mejorar”.

"En Estados Unidos hay casi 30 millones de estadounidenses que trabajan desde la casa al menos una vez por semana, y esto va incrementándose cada vez más", afirma Krawicki

En cuanto a la realidad de Latinoamérica, Krawicki sostiene que “está aún el prejuicio que si la persona trabaja desde la casa va a trabajar menos”.

Y pese a que no considera que nos subimos tarde al carro, Suyin Palma, directora de Responsabilidad Social Corporativa de Adecco Chile, sostiene que “sí vamos mucho más lento de lo que nuestra necesidad país, en términos del mercado laboral nos va exigiendo”.

El laborar desde el hogar claramente está enfocado para todos aquellos que actualmente no tienen un empleo y no por gusto. Si bien dice que el teletrabajo está enfocado para todo tipo de personas, Palma remarca que apunta “principalmente a aquellos grupos que vean la oportunidad y necesidad de complementar la vida laboral y personal”.

En ese sentido insiste que “si un proyecto de esta envergadura se hubiera iniciado antes, nos habría ayudado a la accesibilidad de aquellos grupos que tienen mayor dificultad al momento de buscar o acceder al trabajo, como los jóvenes, personas en situación de discapacidad, dueñas de casa, mujeres que no han tenido anteriormente un rol laboral fuera del hogar, etc”.

Qué no puede faltar

Aún no se conocen detalles específicos de proyecto del Gobierno, pero ambos especialistas laborales mencionan cuáles son los aspectos que no debiesen quedar fuera de la norma.

“En términos simples, no debería existir una diferencia contractual, de beneficios y calidad del trabajo entre una posición que se lleve a cabo a distancia o en una oficina tradicional”, enfatiza Palma.

“En términos simples, no debería existir una diferencia contractual, de beneficios y calidad del trabajo entre una posición que se lleve a cabo a distancia o en una oficina tradicional”, enfatiza Palma.

A lo anterior, Krawicki considera que tampoco deben descartar elementos en apariencia más cotidianos, “como por ejemplo el pago de internet de la casa, porque se utiliza para trabajar, y el tema es quién la paga, lo mismo ocurre con el consumo de la luz, teléfono, etc.”, a lo que suma dejar bien claro “cuáles son las responsabilidades de las personas y obligaciones de los empleadores”.

Por otro lado, la ejecutiva de Adecco hace hincapié en el ítem accidentabilidad. “Es necesario tener claridad sobre qué pasa si una persona sufre un accidente en su horario de trabajo mientras hace una labor al interior de su casa. Es necesario saber de qué manera se resuelve, si son sólo espacios que estén directamente ligados a sus funciones o también contempla accidentes domésticos”, subraya.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo