La ola feminista afecta a un decano: Rector Vivaldi solicita a Davor Harasic reconsiderar su renuncia a la Facultad de Derecho

El académico había entregado de manera "indeclinable" la renuncia al Rector Ennio Vivaldi, dando por finalizado un periodo que comenzó el año 2015.

Por Felipe Betancour

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, le solicitó este lunes al decano de la facultad de derecho, Davor Harasic, que "reconsiderase" su renuncia al cargo.

"Esta tarde el decano de la Facultad de Derecho, Profesor Davor Harasic Yaksic, me ha presentado su  renuncia al cargo. Ante esto, le he solicitado reconsiderar su decisión. Al mismo tiempo, reitero nuestro llamado a la comunidad para que responsablemente lleguemos a acuerdos que pongan fin a esta situación que imposibilita concretar soluciones a los temas de fondo de esta movilización. Hoy más que nunca tenemos la obligación de proteger a la Universidad de Chile y a quienes forman parte de ella, velando por la cohesión del conjunto de la comunidad", informó en un comunicado el rector Vivaldi Véjar.

El Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Davor Harasic, había anunciado está tarde la renuncia a su cargo. En una carta de renuncia, el abogado acusó que las constantes paralizaciones y medidas de obstrucción del quehacer universitario “afectan gravemente la excelencia académica y pone en riesgo el proceso de fortalecimiento de la educación pública con el que nos hemos comprometido durante los últimos años”.

El académico entregó su renuncia "indeclinable" al Rector Ennio Vivaldi, dando por finalizado un periodo que comenzó el año 2015.

En la carta entregada el decano explica que durante la primera etapa de su decanato “ajustamos la gestión administrativa y académica a los más altos estándares exigidos nacional e internacionalmente, y en una segunda etapa nos abocamos a intentar contribuir al fortalecimiento de la educación pública”, a través del proyecto “La Chile crece por Chile” que aumenta la matrícula de la Facultad.

Harasic, agrega que “con satisfacción puedo afirmar que todas las medidas adoptadas han sido debatidas en los órganos colegiados de la Facultad, luego de diálogos siempre constructivos y enriquecedores”.

No obstante, en su misiva, el Decano sostiene que “actualmente, la Facultad de Derecho está siendo ocupada ilegalmente por decisión mayoritaria de los estudiantes desde el 27 de abril de 2018. Sin perjuicio de señalar expresamente que, como le consta al Consejo Universitario, conozco y valoro el impulso entregado por mujeres estudiantes, académicas y funcionarias para avanzar en una transformación decisiva que se exprese en prácticas no sexistas, no discriminatorias, y encaminadas a la equidad de género en todas sus formas y a la supresión del abuso de poder, y del acoso sexual y laboral al interior de la Universidad de Chile, esta situación ha impedido el normal desarrollo de las actividades de docencia, extensión e investigación de la Facultad, hasta ahora, por 46 días”.

En esta línea, agrega que “lamentablemente, la presente ocupación ilegal de las dependencias de la Facultad está lejos de representar un fenómeno aislado. Cada año nos hemos visto obligados a enfrentar medidas de paralización y obstrucción del quehacer universitario, de menor o mayor intensidad, por parte de los estudiantes, las cuales han afectado gravemente el normal funcionamiento de la Facultad, contraviniendo así la característica básica de toda universidad pública, que es contribuir a la producción de conocimiento y a la formación de profesionales comprometidos con el devenir y el progreso intelectual y moral de la sociedad a la cual nos debemos”.

Actualmente la facultad se encuentra tomada en medio de la movilización feminista, paralización que se extiende por más de un mes. Las movilizaciones dentro de la facultad de derecho han sido constantes y los alumnos han parado las clases por problemas a nivel nacional y también por enfrentamientos internos con las autoridades.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo