¿Qué podemos esperar de la reunión "atómica" entre Donald Trump y Kim Jong-un?

Rodeada de controversias, la histórica reunión del presidente Donald Trump con el líder norcoreano Kim Jong-un finalmente llegará el 12 de junio en Singapur. Publimetro investiga las implicancias de esta cumbre en la agenda internacional.

Por Miguel Velázquez

Estados Unidos y Corea del Norte esperan la cumbre “atómica” que se realizará mañana en Singapur luego de casi 70 años de enconada rivalidad entre los dos países. El encuentro entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-un, era considerado uno de los eventos difíciles de imaginar en la historia diplomática y será recordado, ciertamente, en los siglos venideros, sin importar el resultado.

“Tenemos que ser realistas con las expectativas”, explicó a Publimetro Ali Riaz, profesor de ciencias políticas en la Universidad Estatal de Illinois, Estados Unidos. “No espero un gran avance, en cambio espero que ambos líderes expongan sus términos y sus expectativas. Kim Jong-un tiene su lista de deseos en la que incluirá la seguridad y el seguro de la ayuda económica inmediata prometida desde EEUU. Él va a tratar de impulsar un compromiso por parte del país norteamericano respecto a la retirada de la zona. Se espera que Trump solicite un anuncio de desnuclearización con una hoja de ruta clara”.

Antes de la cumbre “atómica”, Kim Jong-un disfrutaba de la atención mundial junto a su homólogo del sur, el presidente Moon Jae-in, en abril de este año. Durante las conversaciones con su homólogo surcoreano, el norcoreano ya se comprometió a “completar la desnuclearización” del país, buscando la paz permanente en la península.

La administración de Trump insistió constantemente en una desnuclearización “completa, verificable e irreversible”, pero ahora dio un paso atrás y acordó que el proceso suceda “por fases”.

“Deberíamos ver a los dos líderes acordar continuar el proceso, discutir sobre medidas graduales para la desnuclearización y hablar sobre el fin formal de la guerra en la Península”. Esto indicaría que la cumbre fue buena”, agregó Riaz.

No sólo Kim y Trump

Esta decisión va más allá de Corea del Norte y EEUU.

“No creo que Kim esté actuando sin el consentimiento de China”, añadió Riaz. “Cualquier acuerdo tendrá la bendición del liderazgo chino. Un acuerdo que reduzca la presencia e influencia de Estados Unidos en la región no sólo beneficia a China, sino que es su principal objetivo estratégico. Lo mismo ocurre con Rusia. La invitación a Kim por parte de Putin indica que Rusia no quiere quedarse fuera. Japón tiene más que perder si Trump acepta un mal acuerdo sobre seguridad regional. Corea del Sur seguirá siendo el jugador clave en el futuro, sin Corea del Sur no habría ningún éxito”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo