Suecia vs Chile: Así es el día a día de los parlamentarios europeos

En Chile no existe una norma tipo sobre donde deben alojar los parlamentarios cuando tienen largas sesiones en Valparaíso. En Suecia todos los parlamentarios duermen en pequeños departamentos dentro del mismo edificio gubernamental.

Por Consuelo Rehbein

Generalmente, para el desarrollo de políticas públicas, como país nos gusta bastante ver el ejemplo de países europeos. Proyectos de educación y medio ambiente realizados en países del norte son analizados frecuentemente por nuestras autoridades para ser aplicados en territorio nacional.

Lamentablemente, respecto al funcionamiento de nuestro sistema político, poco nos hemos acercado a los ejemplos de esos países. En Suecia un parlamentario gana la mitad de lo que gana un parlamentario chileno, pero además de eso, ahorran en los denominados "gastos operacionales".

Sueldos

Actualmente los senadores y diputados chilenos reciben mes a mes un sueldo bruto de $9.121.806. En el caso de los senadores, a eso hay que sumarle $8,3 millones para gastos operacionales, $7,8 millones para personal de apoyo y $5 millones para asesorías externas. En total, cada senador le cuesta $30,2 millones mensuales al Estado.

Al igual que sus colegas de la Cámara Alta, los diputados reciben asignaciones, pero inferiores: $5,9 millones para gastos operacionales, $7 millones para personal de apoyo y $2,6 millones para asesorías externas. En total, cada diputado cuesta $24,6 millones.

adepto Así se ve un departamento tipo estudio en Suecia. Modelo similar a los que utilizan los parlamentarios. / Captura

Diferencias en alojamiento

En los gastos operacionales se consideran temas como alojamiento. ¿Cómo se organizan nuestros parlamentarios para las largas sesiones en Valparaíso? Consultamos a varios partidos políticos nacionales y no hay una sola tendencia: algunos arriendan propiedades de forma mensual, otros pagan alojamiento en hoteles, otros se quedan donde familiares, entre otras opciones. Por lo que los gastos son también variables.

stefan El parlamentario Steffan Nilsson lavando su ropa. / Captura

En el caso de los parlamentarios de Suecia, cabe señalar que todos ganan alrededor de 6800 euros, lo que equivale a poco más de 5 millones de pesos mensuales. Poco más de la mitad de lo que gana un parlamentario chileno.

Respecto al gasto de alojamiento, un miembro del Riksdag (parlamento sueco) que vive a más de 50 kilómetros del Riksdag tiene derecho a alojamiento durante la noche en Estocolmo desde el suministro de viviendas de la Administración del Riksdag en Estocolmo o al reembolso de viviendas privadas durante la noche en Estocolmo.

Los parlamentarios suecos ganan la mitad, viven en departamentos de 40 metros cuadrados y no tienen ni secretaria, ni vehículo oficial, ni chofer. 

Las viviendas de la administración son de 40 metros cuadrados, con cocina y lavandería compartidas. Para utilizarlas, los diputados se anotan en una lista. Cabe señalar que ellos mismos realizan el aseo de estas viviendas y que para su trabajo parlamentario no cuentan con secretarias. Los miembros del Riksdag viven de forma gratuita en alojamientos pertenecientes a la Administración del Riksdag.

Arriendos 

parlamento Los parlamentarios suecos no tienen secretaria, ni vehículo oficial ni chofer. / Captura

A los miembros que alquilan viviendas durante la noche se les reembolsa el costo real, hasta un límite máximo.

En la actualidad, el techo es de 8600 coronas suecas por mes (Algo como 600 mil pesos chilenos mensuales, que les alcanza como para arrendar un departamento de 20 metros cuadrados).

Para que se les reembolse el alojamiento durante la noche, los miembros completan un formulario que envían al Departamento de Servicios Administrativos para Miembros.

Los parlamentarios suecos hacen el aseo de sus departamentos y lavan su ropa. 

Esto es enviado junto con una copia de su contrato de alquiler o un documento similar que muestra el alquiler o el cargo.

 

Cabe destacar que los parlamentarios suecos tampoco tienen derecho a vehículo oficial ni a chófer. Pese a aquellos, algunos diputados llegan a trabajar 70 horas semanales, aunque no tienen un horario fijo establecido.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo