"Algunes o poques diputades": En medio de las tomas pro aborto en Argentina el lenguaje inclusivo gana terreno

La invención de un género neutro en español reemplanzando la "a" y la "0" comienza a ganar terreno en el habla, sobre todo en las nuevas generaciones.

Por Agencias

En Chile las demandas del mundo estudiantil de este año se han empapado de la marea feminista y ahora estilan exigiendo educación no sexista y leyes de equidad de género.

En este escenario, el lenguaje inclusivo nació como una propuesta para erradicar el androcentrismo en el habla, en el entendido de que la lengua invisibiliza la figura femenina y que, como construcción cultural en permanente transformación, recoge también la discriminación, el sexismo o el racismo que se vive en la sociedad.

La invención de un género neutro en español reemplanzando la "a" y la "0"  comienza a ganar terreno en el habla, sobre todo en las nuevas generaciones. Lo mismo pasa en la vecina Argentina, donde, en las vísperas de la votación del proyecto de ley que propone la despenalización del aborto en Argentina y en medio de las tomas de colegios públicos y privados a favor de su legalización se destaca también el lenguaje exclusivo en sus declaraciones.

Es una manera de expresarse que no es nueva. Es muy utilizado por adolescentes y jóvenes en sus ámbitos, como parte de diferentes manifestaciones sociales que emergieron con fuerza a partir de las movilizaciones de #NiUnaMenos o el movimiento internacional contra el acoso y el machismo.

El lenguaje inclusivo busca incluir en los discursos públicos a aquellos, que más allá de sus cuerpos o preferencias, sienten que no son incluidos. Una realidad que las voceras feministas han intentado poner en el tapete, incluso, a través del lenguaje.

En ese contexto, el canal Todo Noticias en Argentina se acercó al colegio Carlos Pellegrini, donde la vicepresidenta del centro de estudiantes, Natalia Mira, dio una nota en la que usó con naturalidad el reemplazo de los términos masculinos por otro neutro.

Citando algunos ejemplos, la alumna habló de "algunes", por algunos o algunas; "poques diputades", por pocos diputadas o diputados; "les padres y madres", por los padres y las madres; "les estudiantes", por las estudiantes y los estudiantes; “indecises”, por indecisos; “nosotres”, por nosotros; “alumnes”, por alumnos, entre otros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo