Bonos millonarios en la minería están "de regreso"

Montos volvieron a subir en paralelo al repunte que ha tenido el precio del cobre.

Por Pablo Contreras

Siempre parecen exagerados y quizás hasta insultantes para la mayoría de los trabajadores. Con el alza del precio del cobre, los bonos millonarios en la minería están de alguna manera de regreso, llamando nuevamente la atención.

Es el caso de la empresa BHP Billiton, que acaba de cerrar un acuerdo con los trabajadores de la mina Spence, el que incluye un monto por término de conflicto de 13,5 millones de pesos. En tanto, siguen las conversaciones en Escondida, la que el año pasado estuvo 43 días en huelga y cuyos trabajadores estarían pidiendo un bono de $22 millones.

"Esto es del bono de término de conflicto es muy inusual en el mundo”, afirma Tomás Flores, economista y académico de la Universidad Mayor.

“Todas las industrias deberían retribuir a sus trabajadores con parte de sus utilidades en sus procesos de negociación colectiva y acorde con sus características”, dice el docente de la UDD

Pero ¿son muy desproporcionados estos montos?  Jorge Contreras, docente e investigador, Ingeniería Civil en Minería Universidad del Desarrollo, opina que esto tiene que ver con que en este sector “los costos a nivel familiar y físicos son relevantes”, pero sí reconoce que que la otra mirada de este asunto es que “todas las industrias deberían retribuir a sus trabajadores con parte de sus utilidades en sus procesos de negociación colectiva y acorde con sus características”.

Ambos opinan que cambiar este tipo de negociaciones priorizando otros beneficios no es algo posible. “La costumbre es mucho más fuerte”, acota Flores, quien resalta que para los trabajadores mineros es mejor tener “algunos millones de pesos en el bolsillo” que un buen reajuste. Algo con lo que coincide Contreras, para quien “el tema de los bonos ya es parte de la cultura en la industria minera”.

Asimismo, añade que para las propias empresas, “siempre será mejor negocio mantener los costos de operación estables, por lo cual el reemplazo de un bono por otro tipo de  incentivo permanente, puede ser más riesgoso del punto de vista de la rentabilidad”.

Precio del cobre, la justificación

Se puede hablar del “retorno” de estos bonos millonarios, porque en años anteriores siguieron siendo de montos de mínimo seis ceros, pero más bajos. Cabe recordar que en Codelco, los dineros de este tipo de bonificaciones cayeron hasta 86% en 2016.

Por ejemplo, ese año los supervisores de Radomiro Tomic recibieron solo $3 millones y los trabajadores del sindicato 1 de Ventanas apenas $2 millones, considerando que el precio del cobre cerró 2016 en 2,49 dólares la libra.

Pero ya el año pasado, cuando el valor del metal rojo comenzó a repuntar, la cuprífera estatal, cerró negociaciones en El Teniente y Andina con bonos de $7,2 y $8 millones, respectivamente.

Ahora las negociaciones de BHP Billiton se da en momentos en que el “sueldo de Chile” está bordeando los US$3,30 (ayer cerró en US$3,27), aunque las proyecciones de Cochilco para este año son de US$3,06. Y es que nuestra materia prima seguirá siendo bien cotizada, por lo que para los especialistas, estos bonos más altos se justifican.

“La demanda de minerales por parte de China e India sigue en alza”, sostiene María José Becerra, directora Escuela de Economía y Administración de la Universidad Central, quien añade que “la tendencia se mantendrá a pesar de las convulsiones por la guerra comercial entre China y Estados Unidos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo