Toma feminista de la UDP llega a su fin: estudiantes lograron la aprobación de casi la totalidad del petitorio

A pesar de lograr 29 de 32 demandas, criticaron la actitud del rector Carlos Peña en no participar de los diálogos que llevaron a cabo estudiantes y autoridades.

Por Felipe Betancour

La movilización llegó a su fin para la Universidad Diego Portales. El movimiento feminista de esta institución decidió bajar las tomas tras llegar a acuerdo con las autoridades sobre el petitorio construido a partir de las asambleas y que contenía 32 exigencias.

“Se aprobó más del 80% del Petitorio Feminista UDP. Gracias a todes les que apoyaron incondicionalmente al movimiento en la Universidad, las tomas feministas dieron resultados”, celebraron a través de los canales de comunicación de las facultades adherentes de la toma. De esta manera se cerraba un ciclo que había comenzado el 7 de mayo, día en el que se gestó la toma de la Escuela de Psicología de la UDP.

Dentro de los 29 puntos que aceptaron las autoridades, incluye un reglamento especial para padres y madres universitarios, ampliar la normativa en contra del abuso sexual incluyendo a los académicos y no sólo entre alumnos, la creación de un departamento de género dentro de la universidad y el respeto por el uso del nombre social de estudiantes trans.

"Esta institución cumple los acuerdos"

Macarena Galaz, consejera académica y vocera del movimiento feminista de la UDP, calificó la negociación como una victoria para las y los estudiantes. Sin embargó, criticó la actitud del rector Carlos Peña, quien no habría participado en ninguna mesa de diálogo con las estudiantes. “Todo este proceso lo hicimos con la secretaria general, el vicerector académico, la vicerectora de pregrado y otros decanos. El rector no estuvo de acuerdo en sentarse a negociar”. Galaz catalogó de “lamentable” la actitud de Peña quien “habla de feminismo en los medios de comunicación pero no se siente a hablar de demandas del movimiento estudiantil dentro de su universidad”.

A pesar de esto, la estudiante celebró la firma del documento y aseguró que tienen las garantías de que se trabajara en los puntos ya que la Universidad Diego Portales “es una institución que respeta los acuerdos”.

Dentro de las peticiones que no fueron aprobadas por las autoridades está la construcción de un jardín y sala cuna, la posibilidad de que los estudiantes puedan parar no solo por “motivos estudiantiles” si no de “interés estudiantil y la posibilidad de voto de la Secretaría de Sexualidad y Género en los consejos de escuela, facultad y académicos.

Los y las estudiantes retomarán este jueves sus actividades normales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo