Vaticano se hará cargo: abrirán oficina para centralizar la recepción de denuncias por abuso en Chile

A partir de mañana todas las denuncias sobre abusos sexuales al interior de la Iglesia Católica serán recibidas directamente en la Nunciatura Apostólica. Esto deja sin funciones a la comisión creada al efecto por la Conferencia Episcopal chilena.

Por Consuelo Rehbein

Los enviados papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, ya están en Chile y antes de viajar a Osorno se reunieron con la prensa en la Nunciatura Apostólica. ¿Los motivos? Entregar detalles de la misión en el país para la que fueron enviados por el Papa Francisco.

En la oportunidad los prelados leyeron una declaración, donde el Arzobispo Scicluna señaló que "respecto de nuestra misión pastoral, buscamos (en primer lugar) ser un signo de la cercanía del Papa con el pueblo y la Iglesia en Chile".

mons Monseñor Scicluna. / Aton

También detalló que van a "prestar una ayuda técnica y jurídica concreta para las curias diocesanas de Chile, para que puedan dar respuestas adecuadas a cada caso de abuso sexual de menores cometido por clérigos o religiosos".

Tras sus declaraciones las preguntas de la prensa fueron respondidas por el Director de Comunicaciones del Arzobispado de Santiago, Cristián Amaya.

Anuncios y acciones directas del Vaticano

Amaya sorprendió al anunciar que, a partir de mañana, todas las denuncias sobre abusos sexuales al interior de la Iglesia Católica serán recibidas directamente en la Nunciatura Apostólica. Con esta medida, el Vaticano le quitó el piso a la Iglesia Chilena: la comisión creada al efecto por la Conferencia Episcopal chilena, presidida por monseñor Goic y que hoy encabeza el Obispo González, no tendría sentido.

amaya Al centro, el director de comunicaciones Cristián Amaya. / Aton

El director de comunicaciones señaló además que desde la iglesia "prestarán toda la ayuda necesaria para esclarecer si hay delitos". Y agregó que "hacemos el llamado a que las personas realicen denuncias civiles en caso de que haya abuso". Ante la consulta de si están dispuestos a pagar compensaciones, el vocero agregó que "pagaremos y acataremos las medidas que correspondan".

Las sanciones dependerán del Papa Francisco

Sobre las medidas y sanciones contra los sacerdotes que se vean involucrados en los casos Amaya aclaró que "las resoluciones y sanciones canónicas se darán a conocer oportunamente", destacando que la autoridad para tomar esas medidas recae directamente en el Sumo Pontífice.

El vocero señaló que, además de esta oficina de recepción de antecedentes y denuncias, se realizará una capacitación canónica para abordar el tema del abuso al interior de la iglesia. Sobre los obispos temporales a la espera de los nuevo nombramientos, Amaya señaló que se eligieron a "obispos que nos ayuden a restablecer la justicia".  Aún no se sabe si el Papa Francisco aceptará nuevas renuncias de los obispos chilenos en estos días.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo