Misteriosa bacteria podría ayudar a los humanos a colonizar Marte y buscar vida extraterrestre

Científicos de la Universidad Nacional de Australia (ANU) han contribuido a un estudio internacional que potencialmente ayudará a los humanos a colonizar Marte y encontrar vida en otros planetas.

Por Agencias

Un estudio sobre un grupo de organismos resistentes que pueden sobrevivir en condiciones inhóspitas podría algún día ayudar a los humanos a colonizar Marte y proporcionar pistas sobre dónde podríamos encontrar vida en otros planetas, según consiga una nota de la revista Newsweek. 

Un equipo internacional de científicos dirigido por investigadores del Imperial College de Londres examinó uno de los grupos más grandes de bacterias para comprender más acerca de la fotosíntesis, el proceso por el cual las plantas y otros organismos producen y almacenan energía de la luz para producir oxígeno.

La bacteria en cuestión, conocida como cianobacteria , es uno de esos organismos que produce su energía a través de la fotosíntesis. Según Elmars Krausz, profesor de la Escuela de Química de la Universidad Nacional de Australia (ANU) y coautor del estudio Science , estas cianobacterias podrían ser aprovechadas por los colonos del espacio para producir oxígeno y crear una biosfera en la que los humanos puedan vivir.

"Esto puede parecer ciencia ficción, pero las agencias espaciales y las compañías privadas de todo el mundo están tratando activamente de convertir esta aspiración en realidad en un futuro no muy lejano", dijo Krausz en un comunicado.

"La fotosíntesis podría teóricamente ser aprovechada con este tipo de organismos para crear aire para que los humanos respiren en Marte. Los organismos adaptados a la luz baja, como las cianobacterias que hemos estado estudiando, pueden crecer debajo de las rocas y potencialmente sobrevivir a las duras condiciones en el planeta rojo ".

Tal es su capacidad de supervivencia que ciertos tipos de cianobacterias que se sabe que crecen en lugares como la Antártida y el desierto de Mojave incluso se han encontrado viviendo en el exterior de la Estación Espacial Internacional.

En su estudio, los científicos descubrieron que ciertos tipos de pigmentos encontrados en la bacteria, conocidos como clorofilas, permitieron a los organismos adaptarse a la escasez de luz y producir energía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo