Sanción a presidente de la FECH desata polémica en el Frente Amplio

Por su parte, Mohor se defendió ayer través de una declaración pública.

Por Consuelo Rehbein

La suspensión por tres meses del presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, por una posible negligencia en la desvinculación de una funcionaria en el 2017, trajo como consecuencia la suspensión de las relaciones entre el Movimiento Autonomista – al que pertenece Mohor- y Revolución Democrática, colectividad desde donde se impulsó la denuncia.

Esto último causó molestia dentro del MA, quienes comunicaron que “hemos resuelto, de momento, congelar relaciones bilaterales con RD. Ello no significa un quiebre definitivo, ni de relación con RD ni del FA”. Pero tenemos que volvernos a sentar a conversar para construir nuevos términos de nuestra relación”, señalaron a El Mercurio.

El rechazo de Boric

El diputado del MA Gabriel Boric expresó su rechazo a la sanción a través de su cuenta de Twitter. “Por una maniobra rasca de poder disfrazada de una falsa ética laboral no se puede reventar una federación. Triste por quienes urdieron esta pequeñez”, indicó.

Por su parte, Mohor se defendió ayer través de una declaración pública. “No reconozco haber encubierto a ningún acosador laboral. Quizás se me puede culpar de no fiscalizar lo suficiente las relaciones laborales, pero jamás ejercí ningún tipo de presión o defensa para ocultar ningún hecho ni a alguien”, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo