El hincha mexicano de "cartón" que mejor lo pasa en el Mundial

#HOMEALONE se reunió con seis fans de Durango, en el noroeste de México, que se llevaron a un doble de su amigo Javier –como una imagen de cartón de tamaño natural recortado– al torneo en Rusia, porque su novia no lo dejó ir

Por Dmitry Belyaev

Desde el Mundial de Brasil de hace cuatro años, siete amigos del país latinoamericano decidieron ir a Rusia para apoyar a su selección nacional. Compraron un autobús escolar, lo pintaron con la ayuda de artistas locales de graffiti, colocaron camas, mesas, sillas nuevas, TV, sofá dentro de la cabina y estaban listos para comenzar el inolvidable viaje a finales de abril.

En el último momento, la novia de Javier –uno de los integrantes del grupo– se puso firme y él ya no pudo venir a Rusia. El resto del grupo, sin embargo, estaba a la altura de la tarea y decidió traer un cartón de tamaño natural con la figura del amigo que no pudo completar el viaje.

"Él estaba planeando todo con nosotros, pero su novia dijo que no”, contó Daniel Garza (32 años), uno de los seis que logró llegar al país anfitrión de la Copa Mundial. "No es porque ella no confiara en él, sino porque Javier es sólo un mandilón [*Risas*]”.

Mientras que un hombre de familia ejemplar ve los partidos por televisión en casa, su "copia", según el grupo, se lo está pasando muy bien. Ya cruzó el Océano Atlántico en un barco, viajó por casi toda Europa y ahora está visitando estadios de fútbol, conociendo a chicas rusas que siempre le dan besos y se está divirtiendo mucho.

"Ya tiene 20 mil fotografías con mujeres locales", recordó Roberto Mercado, un consultor de 31 años. "Ya nos casamos con él en el camino, pero ahora está divorciado de nuevo. Básicamente, tiene una nueva "esposa" en cada país que visitamos.

Cuando llego a Moscú el Javier de cartón, que lleva puesta una playera que dice “Mi vieja no me dejó”, y sus amigos fueron recibidos por la gente del movimiento “Corazón Azteca”. Cuando llegaron en su vehículo con placas de Mexico no tuvieron ningún problema en el país-sede del mundial.

"Las señales en las carreteras son muy fáciles de entender, la policía no nos detiene", agregó Garza. "Es difícil encontrar un lugar de aparcamiento para un autobús, pero aquí es más fácil que en el resto de Europa. Las frenos empezaron a fallar un poco, aunque logramos reparar todo en Moscú".

Resultó que en el camino el grupo de amigos de Durango se unió a Julio Quezada, de Chile y Mathieu Janelle, de Canadá.

"No hay fronteras en este mundo", sonrió Matthew, de 29 años. "Este es, en primer lugar, un proyecto de amigos. No es necesario que todos sean de México".

Los aficionados se despidieron de #HOMEALONe en la capital de Rusia y se dirigieron de inmediato a Rostov del Don, donde el equipo mexicano jugará contra Corea del Sur el 23 de junio.

 

"¡Tuve que dejar mi trabajo! No me dieron suficientes días libres. Pero está bien, ya he recibido nuevas propuestas"

Mario Guajardo, exdirector de ventas de 32 años

ENTREVISTA

Daniel Garza,

Miembro del proyecto #IngueSuMatrushka

¿Cómo comenzó el proyecto?

En 2014, durante el Mundial de Brasil, vimos un camión que venía de Nuevo León, México. Nos encantó la idea y decidimos hacer algo similar para el próximo torneo. Me llevó mucho tiempo pensarlo todo y al final todo se hizo realidad.

¿Fue difícil?

Cinco artistas nos ayudaron a pintar el autobús, y otros amigos y familiares nos echaron una mano en todo lo que necesitábamos.

Incluso tuvo que cruzar el océano en un barco. Es una gran experiencia. ¿Qué fue lo que te trajo más problemas en el camino?

La aduana. Y todos los permisos necesarios para pasarlos. También tuvimos algunos problemas técnicos con el autobús, pero encontramos un buen conductor de Chile que sabe cómo arreglar todo.

Todos los rusos culpan a las carreteras del país.

Son excelentes, nada malo desde que entramos en el territorio. Estaremos viajando a otras ciudades ahora, así que veremos cómo va.

¿Cómo los recibió el anfitrión de la Copa Mundial?

Muy bien. Los rusos son muy buena gente. No esperábamos eso, realmente. Existe el estigma de que los locales son muy ‘fríos’ con los demás, pero eso no es cierto. Unos niños de la calle nos regalaron un helado, otros nos regalaron una botella de vodka… Hasta un taxista que conocimos en la calle nos llevó a un restaurante y nos pidió unos postres.

¿Dónde ves el fútbol?

En realidad no usamos la televisión que tenemos en el autobús. Y creo que es imposible ver los partidos en ella. Por lo general vamos a la Fan Fest o a los partidos si alguien nos regala las entradas –en realidad sucedió para el partido de México contra Alemania–.

¿Cómo vas a volver?

En el autobús. Tenemos que llevarlo a México.

Algunos de ustedes perdieron sus trabajos.

Sí, pero era parte de la aventura. Ya estamos recibiendo ofertas, así que no creo que sea difícil encontrar algo de nuevo. No estamos preocupados.

¿Te gustaría quedarte y vivir en Rusia?

Claro, algunos de los nuestros harían eso. Pero no sabemos si es posible, la aventura lo decidirá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo