"Oficina de Abusos": así funcionará el departamento instaurado por Scicluna que enviará las denuncias al Vaticano

El comité encargado de canalizar las denuncias estará integrado por religiosos y laicos, quienes brindaran apoyo y orientación a las víctimas.

Por Felipe Betancour

Los sacerdotes Charles Scicluna y Jordi Bartemeu dieron por finalizada la misión espacial encargada por el papa Francisco y que los mantuvo en Chile durante ocho días. En el último mensaje antes de subirse al avión, el arzobispo de Malta confirmó que ya está instalado un “servicio de escucha” paras las víctimas de abusos que además de “acogerles también puedan orientarles”.

Pero ¿Cómo funciona este nuevo sistema? Según las palabras del propio Scicluna, este nuevo departamento estará a cargo del Consejo Nacional de Prevención de Abusos de la Conferencia Episcopal de Chile, organismo que recogerá las denuncias que no alcanzaron a ser abordados en la misión de los sacerdotes en Santiago y Osorno.

Las personas que voluntariamente quieran denunciar podrán hacerlo a través de correo electrónico y también de un número de teléfono a partir de este martes. El canal de comunicación será escuchar2018@gmail.com y el teléfono celular +56 9 994 95 05 19.

Desde el Episcopado  confirmaron que además se dispondrán de las oficinas del Consejo nacional de prevención (Echaurren 4 piso 6, Santiago), de las Obras Misionales Pontificias (Mons. Sótero Sanz 260, Providencia), y también se podrá evaluar un lugar distinto a petición de los interesados para el proceso de escucha.

"Los delitos son de responsabilidad personal"

Los encargados del proceso de escucha se dividirá entre religiosos y laicos. quienes en conjunto deberán canalizar, acompañar y hacer seguimientos a los casos de abuso. Pilar Ramírez, actual coordinadora del Consejo, Josefina Martínez, psicóloga, la hermana Marcela Sáenz y los sacerdotes Larry Yévenes y David Albornoz formarán parte de la escucha que será de “carácter transitorio”.

“Tengo plena confianza en que estas personas por su preparación, competencia, experiencia, podrán prestar este servicio a la comunidad eclesial”, afirmó el monseñor Scicluna con respeto a los integrantes de la comisión. Por su parte, Jordi Bertomeu detalló que cada denuncia recibida tendrá un periodo de investigación previa para determinar su veracidad.

Otra de las certezas que dejó el paso de la misión especial del Pontífice, fue la eventual reparación económica que debiesen recibir las víctimas si es que así se dictamina, Monseñor Scicluna aseguró que los delitos son de responsabilidad personal de quienes lo cometen y no de la comunidad eclesial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo