Bolsas, dólar y cobre se alteran por tensiones interminables entre China y EEUU

Los dos mayores potencias del mundo no paran las escaramuzas y la economía planetaria se sumerge en la incertidumbre.

Por Pablo Contreras

Existe un dicho para los que trabajan en temas económicos que dice que cuando EEUU estornuda, el resto del mundo se resfría. ¿Qué se puede decir cuando no es solo el país del norte el que agita las aguas sino que también la segunda economía del planeta?

Cuando se pensaba que las tensiones entre China y EEUU se habían calmado, la escalada de amenazas y aplicación de aranceles a uno y otro lado del Océano Pacífico está en su punto más álgido. Ambos gobiernos no paran de aplicar impuestos a los principales productos de exportación del otro y es el resto de la economía la que se altera en medio de esta incertidumbre.

Uno de los efectos es sobre las principales bolsas de comercio de los diferentes países. “Van a la baja sobre todo por la incertidumbre de lo que puede pasar en el mediano plazo en caso de continuar estas tensiones. EEUU se ha caracterizado en los últimos meses por tomar decisiones impredecibles y que contrarían los acuerdos previos con China”, explica Ángel Jouwayed, analista de mercados de Alpari Chile.

En este contexto, los ojos deben estar puestos sobre los ahorros previsionales, considerando que los fondos A y B, los más riesgosos, son los más expuestos a estos vaivenes. “Es recomendable estar en los fondos menos riesgosos, ya que sumado a la guerra comercial están las alzas de tasas de interés en EEUU lo que nos entrega una visión más bajista que alcista para los mercados”, advierte Carlos Quezada, analista de mercados de XTB Latam.

Cobre baja, dólar sube

Mientras los mercados siguen alterados, el cobre y el dólar se mueven en direcciones opuestas. Mientras el metal rojo acumula una semana bajando consecutivamente y ayer cerró bajo la barrera de los 3,10 dólares por libra, el billete verde llegó a su valor más alto de año bordeando los $640.

Ambos analistas recalcan que todo está en veremos y no hay certezas. El experto de Alpari indica que si el “sueldo de Chile”, se acerca o baja del piso de los US$3, hay que prender la alerta. “De confirmarse, los ingresos fiscales también se reducirán debido a la relación directa entre el precio internacional del cobre y el ingreso fiscal del país, ya que por cada centavo de cobre que cae dejan de entrar más 60 millones de dólares a las arcas fiscales”, subraya.

Respecto a la divisa, Quezada sostiene que hay una tendencia alcista y “los posibles próximos niveles son los 640, 644 y 650 pesos para las semanas venideras”, si las tensiones entre ambas potencias continúan.

En esa línea, Jouwayed añade que “los efectos de dicha subida se podrían ver es en el mediano plazo, cuando se refleje sobre precio de las importaciones y ciertos bienes”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo