“No hay forma de vivir con algo así”: Se quedó dormido con su bebé de dos meses sobre el pecho y cuando despertó el niño estaba muerto

Los padres contaron su historia para advertir a otras parejas.

Por Camilo Henríquez

Es imposible que Carmine Martino no se sienta culpable luego de la trágica muerte de su bebé de dos meses que prácticamente acabó con su vida.

El joven de 20 años tenía una relación con Hayley Gavrilis de la misma edad y el pequeño Lucas había llegado para poner aún más alegría en su día a día.

Sin embargo, todo cambio el 26 de noviembre del año pasado luego de que la familia pasara un “día perfecto”, señala Mirror.

Hayley se fue a la habitación a dormir y dejó a Lucas con su novio, el que debido al cansancio también se quedó dormido, claro que en el sofá y con su pequeño hijo sobre el pecho.

Tras varias horas la joven se levantó y no vio a Lucas junto a Carmine, por lo que fue a verlo a su cunita y ahí se sobresaltó cuando observó que no estaba.

Corrió donde estaba su novio y ahí se encontró con que el pequeño se había “resbalado” del pecho de Carmine y había quedado entre el brazo de su novio y el sofá, y no tenía signos de vida.

Lucas terminó muriendo por sofocamiento pese a los múltiples esfuerzos de los padres y los servicios de urgencia que llegaron al lugar.

Tras la muerte del pequeño la pareja se derrumbó y al mes del hecho terminaron separándose.

Ambos han vivido un verdadero calvario desde entonces y decidieron contar su historia para alertar a otros padres.

“No hay forma de vivir con algo así y las imágenes mientras le realizaban RCP me perseguirán para siempre”, dijo Carmine al narrar su desgarradora historia.

El joven reconoció que estaba demasiado enojado consigo mismo, porque su “trabajo era proteger a mi familia y les fallé”.

"Hago todo lo posible para superar mi dolor”, apuntó, antes de señalar que está sufriendo una especie de trastorno de estrés postraumático.

Por su parte, Hayley confesó que sufre de depresión y ansiedad y aunque sabe que “tiene que superarlo” llora al menos unas 10 veces al día.

“Todavía estoy pasando por el proceso de duelo y cada día está empeorando”, reconoció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo