"El daño a los niños durará toda su vida": La situación de los lactantes separados de sus padres por la política de Trump

Con la política de tolerancia cero de Trump, que aún mantiene a pesar del vago decreto que emitió puede estar creando miles de huérfanos inmigrantes en los Estados Unidos con secuelas crónicas

Por Agencias

Desde  que comenzó la política de inmigración de "cero tolerancia" de la administración Trump que separa a las familias en la frontera, Michigan dice que está recibiendo niños migrantes de hasta tres meses de edad, algo que en la administración han denominado refugios de "tierna edad".

"Hemos recibido informes y estamos muy preocupados de que los niños que llegan aquí sean mucho más jóvenes que aquellos que han sido transportados  en el pasado. Algunos de los niños son bebés de apenas tres meses de edad y no pueden abogar por sí mismos ", dijo Agustín Arbulu, director ejecutivo del Departamento de Derechos Civiles de Michigan, en un comunicado  divulgado el martes.

Arbulu también dijo que si bien las agencias de reasentamiento en Michigan están sirviendo a estos niños con "dignidad y compasión, nada puede reemplazar el amor, la sensación de seguridad y el cuidado de un padre".

Algunos de estos niños que son enviados a programas de cuidado temporal temporal nunca se reúnen con sus padres, de acuerdo con el ex Director de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, John Sandweg.  "Podría estar creando miles de huérfanos inmigrantes en los Estados Unidos que un día podrían ser elegibles para la ciudadanía cuando sean adoptados", dijo a  NBC News. 

La administración de Trump ha establecido al menos tres refugios de "tierna edad" para detener a bebés y otros niños pequeños que han sido separados por la fuerza de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México, según ha sabido Associated Press. Un cuarto, previsto para Houston, albergaría hasta 240 niños en un almacén previamente utilizado para personas desplazadas por el huracán Harvey, dijo el alcalde Sylvester Turner.

Los médicos y abogados que visitaron los albergues en el sur de Texas, en el Valle del Río Grande, dijeron que las instalaciones estaban limpias, pero los niños, que no tienen idea de dónde están sus padres, están histéricos y llorando.  Muchos de ellos son menores de 5 años, y algunos son tan jóvenes que aún no han aprendido a hablar.

 

Michelle Brane, directora de derechos de los migrantes en la Comisión de Mujeres Refugiadas advierte que "no existe un modelo de cómo albergar a miles de niños en cunas en nuestro país. No hacemos orfanatos, nuestro bienestar infantil ha reconocido que es un entorno inadecuado para los niños pequeños".

Secuelas irreparables en los niños

Hay un término vívido que usan los expertos en salud mental para describir la destrucción del amor a la vida en otro ser humano, especialmente en un niño: Se llama "asesinato de almas". Puede suceder como resultado del abuso físico, dicen, pero igual que fácilmente, como resultado de la violencia psicológica, incluso cuando los niños están separados de sus padres.

"Dos de las adversidades infantiles más dañinas son la pérdida del vínculo de apego con los padres y el abuso físico y sexual de la infancia", dijo a ABC News el profesor de psiquiatría de la Universidad de Texas, Luis Zayas. "Si quieres dañar a alguien permanentemente, exponerlo a uno o ambos traumas".

"Ninguna cantidad de habitaciones coloridas con muchos juguetes geniales, comidas regulares y servicios de salud y educación eliminan el impacto psicológico de perder a sus padres", dijo Zayas "El daño que se hará durará toda la vida".

La Dra. Colleen Kraft, presidenta de la Academia Estadounidense de Pediatría, le dijo a BuzzFeed News el miércoles después de  visitar una instalación de "tierna edad"  administrada por Southwest Key en Texas que "puede tener los mejores juguetes, la mejor comida y el mejor personal, pero no va a compensar el hecho de no tener un padre".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo