La verdadera historia de la niña llorando en la frontera que protagonizó duro golpe de la revista Time a Trump

El brutal momento fue captado por el fotógrafo ganador del premio Pulitzer John Moore, en la zona de McAllen, en Texas

Por Francisca Herrera

La fotografía de una pequeña niña llorando en la frontera aterrorizada mientras su madre era registrada por la Policía Fronteriza conmovió los corazones de todo el mundo, sobre todo después de ser parte de la portada de la revista Time, que muestra a la menor frente a un recorte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acompañados del mensaje “Bienvenido a América”.

Después de la que imagen se volviera viral, el fotógrafo que capturó el momento que vivió la menor en la zona de McAllen, en Texas, el ganador del premio Pulitzer John Moore, contó a la BBC que la pequeña tiene tan sólo dos años de edad y es hija de una mujer hondureña. La madre y la menor habían llegado junto a un grupo de personas que cruzaban en cuatro balsas el Río Bravo en la frontera sur del país norteamericano.

“La mujer tendría unos 30 años de edad y llevaba a su hija en brazos. Los agentes de la Patrulla Fronteriza le pidieron que la dejara en el suelo para proceder a su identificación y registrarla, y la niña rompió a llorar”, especificó el profesional.

niña frontera Getty images

Tras la fotografía, ambas subieron a un bus con otros inmigrantes indocumentados, ese fue el final de la historia de McAllen. No obstante, ahora apareció el padre de la menor para contar lo que pasó con su hija.

El hombre, identificado como Denis Valera, contó que la pequeña, "símbolo de esa situación de separación de los niños en la frontera de Estados Unidos", no fue alejada de su madre, Sandra Sánchez, quien pidió y recibió asilo en la ciudad fronteriza de McAllen, en entrevista con Reuters. La historia fue confirmada a la agencia de noticias por la vicecanciller de Honduras, Nelly Jerez.

Repudio mundial

Repudio mundial ha generado la ley de "tolerancia cero" del gobierno de Donald Trump, que separó a miles de niños de sus padres en la frontera con México. Esta iniciativa busca perseguir judicialmente a los inmigrantes que entren de manera ilegal, en este sentido, los mayores de edad son encarcelados y los menores puestos en refugios federales.

Un alto funcionario del gobierno dijo que aproximadamente 500 de los más de 2.300 niños separados de sus familias han sido reunidas desde mayo. No estaba claro cuántos niños estaban detenidos con sus familias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo