Gendarmería presentó petitorio: piden crear nuevas cárceles, aclarar futuro de sus jubilaciones y crear una carrera funcionaria

Además los funcionarios pidieron no "criminalizar" la labor de los gendarmes. La idea es tener respuestas de parte del Gobierno y sostienen su voluntad de irse a paro.

Por Jaime Liencura

Reiteraron el ultimátum. Pasadas las 16:15 de este lunes, los gendarmes liderados por la Agrupación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup), salieron a leer su petitorio y con ello aumentan la posibilidad de un paro nacional para este martes.

Entre los puntos que solicitan analizar mencionaron, en voz de Andrés Segovia, tesorero de la Anfup, se encuentra puntos como incrementar las planta, despejar dudas con la jubilación y crear nuevas cárceles.

Petitorio

“Estructurar un proyecto de carrera funcionaria que sea trabajada dentro de los próximos tres meses y que devengan en un resultado material y congreso”, indicó Segovia como primer punto.

Como segunda petición indicó que “necesitamos incrementar la dotación de las plantas 1 y 2 con el objeto de que se absorba la necesidad actual y se proyecte a futuro temas relacionados con la capacitación, los ascensos y términos de la carrera, que habilite la ampliación de la planta 3”

“Tramitar el proyecto de ley interpretativa de pensiones, que se encuentran en la Segpres y el Ministerio de Justicia”, mencionó como tercer punto. La idea es zanjar con claridad quiénes de los gendarmes recibirán su jubilación mediante la cooperativa Capredena.

“Nuevas cárceles en el país, generando nuevas plazas”, según Segovia, con el objetivo de proteger tanto los derechos de los funcionarios como la integridad de los internos.

Sobre el punto del gendarme que fue formalizado por no intervenir a tiempo en la golpiza a los ecuatorianos, Segovia aseguró que "rechazamos la criminalización de la labor de gendarmería” y esperan una respuesta de parte de Justicia.

“Generar una política de recursos humanos”, precisó el vocero de los gendarmes, con el objetivo de

Urgencia del problema

Sobre esta materia, "vamos a quedar a la espera que se cumplan las 24 horas para reunirnos con el ministro".

La premura nace pues el problema de cómo proteger los recintos penales del país es urgente, a juicio de los funcionarios.

"Las cárceles son verdaderas bombas de tiempo. Lo que ocurrió en San Miguel en 2010 perfectamente puede repetirse en cualquier cárcel de Chile", alertó Segovia.

No obstante, aclaró que del Gobierno esperan una señal para empezar a atacar tales problemas. Según él, entienden que los cambios profundos requieren de tiempo. "Tiene existir la voluntad política para abrir las puertas, conversar y trabajar", precisó el vocero.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo