El tamaño de su cabeza lo salvó : niño de cuatro años cae a través del balcón y se queda colgando entre unos barrotes

Un niño de cuatro años, que había sido dejado solo en su casa, fue rescatado luego de caerse por el balcón

Por Agencias

Un niño de cuatro años tuvo una fuga milagrosa en Taiwán después de haber estado colgado de un balcón en el quinto piso el sábado por la mañana.

Al final, fue solo el tamaño de su cabeza lo que salvó al niño, que finalmente fue rescatado de una muerte casi segura después de una dura prueba de media hora, informó TVBS News de Taiwan .

El niño había sido dejado en casa solo por sus padres en su apartamento en la ciudad de Pingtung, a unos 180 kilómetros al sur de la capital, Taipei. Mientras jugaba, el chico caminó  hacia el balcón del apartamento y se deslizó a través de la rejilla de seguridad.

Afortunadamente, su cabeza se incrustó entre los barrotes, dejándolo colgando muy por encima del piso de abajo. Un video grabado por un vecino conmocionado mostró que el niño intentaba agarrarse al balcón y mantener el peso sobre su cabeza. Los vecinos pudieron ver que el niño se estaba cansando rápidamente y se apresuraron a recoger una lona o cualquier otra cosa que pudiera ayudar a amortiguar su caída.

Los vecinos llamaron a la policía, que se apresuró a llegar a la escena. Los bomberos no pudieron entrar al apartamento porque estaba cerrado por una barricada desde el interior. Como tal, los rescatistas tuvieron que ir al siguiente piso para alcanzar al niño colgando. A continuación, instalaron escaleras de rescate y se prepararon para atrapar al niño en caso de que resbalara.

Un rescatador bajó por el exterior del edificio desde el sexto piso. Después de unos 30 minutos, el joven temerario fue sacado a un lugar seguro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo