¿Sabes a dónde y cuándo debes ir en caso de tener una emergencia de salud?

¿Sabes la diferencia entre emergencia y urgencia? A continuación te presentamos seis datos que te ayudarán a recibir una atención más oportuna y eficiente.

Por Consuelo Rehbein

Asistir a un centro de salud significa para muchos esperar más de dos horas para ser atendidos. A veces, este tiempo puede ser mayor tras ser derivados a otro. Muchas de estas derivaciones suceden  porque nuestra preocupación no correspondía a una emergencia. ¿Sabemos realmente en que casos tenemos que ir a emergencias?

“Lo primero que debemos considerar es la diferencia entre urgencia y emergencia”, aclara la Dra. Muriel Ramírez, académica de la Universidad Católica del Norte, especialista y Magister en Salud Pública y actualmente Presidenta del Comité Científico del V Congreso de Salud Pública y VII Congreso de Epidemiología “Ciudadanía Construyendo Salud”, de Salud en Todas.

¿Qué es una urgencia?

urgencia Agencia Uno

“Urgencia corresponde a una situación de salud que se presenta repentinamente, sin riesgo de vida y puede requerir asistencia médica dentro de un período de tiempo razonable entre 2 o 3 horas”, explica la experta.

Algunos ejemplos de urgencias, son los  cólicos renales o hepáticos, crisis de asma, diarreas, fiebre elevada, dolor de garganta u oído, sarpullido, bronquitis, dolor de cabeza y mareos, crisis nerviosa, entre otras molestias.

¿Qué es una emergencia?

“Emergencia, en cambio, es la situación de salud que se presenta repentinamente, y que requiere inmediato tratamiento o atención y lleva implícito una alta probabilidad de riesgo de pérdida de vida”, recalca Ramírez.

Como ejemplos de emergencia, se pueden considerar la pérdida de conocimiento, abundante pérdida de sangre, dificultad respiratoria prolongada, dolor intenso en la zona del pecho, convulsiones, electrocución, asfixia por inmersión, caídas desde alturas, accidentes de tránsito e intoxicaciones.

Ciudadanos responsables     

Para comportarnos de manera correcta y solidarizar con el sistema de salud, debemos considerar que las unidades de atención en la red,  están organizadas según estos conceptos. Muriel Ramírez aclaró el panorama en los siguientes seis puntos, para tener una atención más expedita y efectiva.

¡Toma nota!

  • 1.- En las ciudades existen los Servicios de Urgencia Hospitalarios que atienden las emergencias con riesgo vital y los Servicios de Atención Primaria de Urgencias (SAPU) y que atenderán las urgencias sin riesgo vital. Muchas veces este SAPU tiene horarios parciales, dependiendo de la comuna y sector. Los hay de atención de 17.00 a 24.00 horas o de 17.00 a 08.00 AM”, destaca la especialista.
  • 2.- En los sectores rurales existen los Servicios de Urgencia Rurales (SUR), que atienden ambos tipos de situaciones, pero que ante una situación de riesgo vital podrán estabilizar al paciente y derivarlo a un Hospital de mayor complejidad.
  • 3.- Si se sufre un accidente laboral y su empleador está afiliado a una mutualidad, debe asistir a la clínica de la mutual (ACHS, Mutual de la CChC o IST).
  • 4.- Finalmente, tenemos el SAMU, que es el Servicio de Atención Médica de Urgencias pre-hospitalario. Es decir, consta de ambulancias equipadas para el traslado adecuado de pacientes a un hospital y que acuden ante el llamado telefónico de emergencias al número 131.
  • 5.- Entonces, si usted sufre alguna situación sin riesgo vital y acude a la Urgencia del hospital, no le atenderán inmediatamente. Deberá esperar, porque se atiende por prioridad, según sea la situación con o sin riesgo vital. A eso se le llama atención por categoría.
  • 6.- La categorización es un proceso realizado por personal de salud, en el cual, a través de preguntas y control de los signos vitales, se clasifica al paciente en cinco categorías de diferente gravedad para determinar el orden de atención (C1, C2, C3, C4 y C5).
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo