Liceo Amunátegui llevará su conflicto con la municipalidad de Santiago a tribunales

El incendio en el plantel se extinguió, pero sus consecuencias siguen ardiendo. La comunidad liceana está en pie de guerra contra el municipio desde que el alcalde Felipe Alessandri anunció el cierre anticipado del primer semestre y la clausura del edificio por el resto del año.

Por Daniela Pinto

Mientras el alcalde De Santiago, Felipe Alessandri, asegura que tomó la polémica medida de cierre del Liceo Amunátegui en base a informes técnicos que demostrarían que todo el colegio quedó inhabilitado por la toma y el incendio, la concejala Irací Hassler pidió un informe externo al arquitecto Mario Neira. Ante la negativa del alcalde a publicar los estudios municipales, la única documentación de conocimiento público es el solicitado por la concejala. Los informes se contradicen.

Según la municipalidad, en su informe se estima que los daños para reparar el liceo superan los $300 millones. El estudio de Neira dice que los daños no son estructurales, que los causados por el incendio no superan los $30 millones, y que el resto de los daños más graves no se hicieron durante la toma, sino por falta de mantenimiento.

Padres, apoderados, profesores y alumnos afirman no tener comunicación directa con la municipalidad. "Queremos demostrar que estamos en la calle. El alcalde Alessandri nos ha dejado en la calle. A nosotros no se nos ha entregado ninguna información formal, y por lo tanto nos consideramos abandonados por parte de la municipalidad y el alcalde. Estamos a la deriva", explica Matías Garrido, Relacionador Público del Centro de Estudiantes.

Liceo Amunátegui Agencia Uno

Ante las dudas sobre la necesidad de reubicar a los alumnos y cerrar el Liceo, Sonia Araya, vocera de Padres y Apoderados del liceo, anunció que el sábado a las 10:30 de la mañana, su organización presentará un recurso de protección en tribunales. Explica que "el decreto dice expresamente que se cerró el semestre sin recuperación de clases, lo cual es ilegal, que es la primera vulneración de derechos que nosotros consideramos que existe dentro de todo lo que ha ocurrido hasta ahora".

Desde la Municipalidad de Santiago

Desde la entidad edilicia defendieron la decisión de Alessandri, y afirman que el informe externo no contempla los demás daños post toma. La versión oficial sostiene que "en definitiva el informe que se muestra como antecedente, no tiene manera técnica de ser comparado con el efectuado por el municipio. El informe entregado por el Departamento de Infraestructura de la Dirección de Educación Municipal considera los daños ocasionados no solo por efectos del incendio, sino además los daños ocasionados por la última toma y que abarcan áreas anexas al recinto afectado por el incendio. Por otro lado, este informe incorpora otras partidas y reparaciones no incluidas por el informe en cuestión, y los valores asociados son los que se trabajan en este departamento en virtud de antecedentes obtenidos del Manual Ondac y la experiencia de presupuestos en las distintas licitaciones ya ejecutadas en los Establecimientos Educacionales, y por consiguiente NO es posible la comparación técnica."

Además, explican que la diferencia de montos en daños en ambos informes se debería a una diferencia de valores comerciales, que usan los privados, y valores públicos, que suman garantías solicitadas para asegurar las ejecuciones de las obras. Según lo dicho por la municipalidad, los valores públicos podrían desde duplicar a triplicar los valores con los que se manejan los privados, que son los que habría usado el arquitecto Neira. Insistiendo en que el establecimiento sufrió daños estructurales, el comunicado agrega que "cabe señalar que se habla siempre de conceptos distintos, construir una edificación desde cero, en la mayoría de las ocasiones es mucho más económico que reparar y/o remodelar".

Mientras Alessandri recibió hoy el apoyo de diputados UDI, los Padres y Apoderados del Liceo Amunátegui, a través de su vocera, declararon que "como padres sabemos que hubo un acto de vandalismo y lo repudiamos tremendamente, pero así también repudiamos los dichos del alcalde, que han sido tremendamente irresponsables cuando intenta estigmatizar y meter en el mismo saco a todos los alumnos."

Araya explica que según la municipalidad, el incendio habría destruido. "Eso es totalmente falso", dice la vocera de Padres y Apoderados del liceo Amunátegui. El Relacionador Público del centro de estudiantes cuenta que "las condiciones han sido deplorables desde hace muchos años. Desde el 2013 cuando se quemó el frontis, que es un tercio del liceo, y en ese momento no se cerró el liceo. No entendemos la lógica del alcalde"

El otro informe

"Cabe destacar que en algunos sectores y recintos de este bloque, se puede apreciar otro tipo de daños de una consideración, totalmente ajenos a este siniestro y claramente de una data mayor, tales como cuentos; como rotura de tabiques y muros, de mobiliario, de vidrios, de pavimentos, excrementos de palomas en escaleras de acero, etc. Todo lo que da cuenta de una notoria falta de mantenimiento de la edificación. Sin embrago, en una vista simple se puede apreciar que gran parte de los recintos y salas del mismo bloque se presenta en buen estado de conservación y con su mobiliario en buenas condiciones, o bastante aceptables", dice el estudio realizado por Mario Neira.

A falta de conocimiento del estudio encargado por la Dirección de Educación Municipal de Santiago, la concejala Hassler afirma que el único informe disponible no justifica el cierre del establecimiento. "Hay un capricho y una voluntad comunicacional de mostrar que aquí se pone mano dura frente a una situación, en vez de poner en el centro el derecho a la educación pública de los niños y niñas del Liceo Amunátegui", explicó Hassler durante una clase simbólica que se realizó en la entrada del Liceo Amunátegui esta mañana, en rechazo a las decisiones del alcalde de Santiago.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo