El caso de secuestro que amenaza al ex presidente de Ecuador Rafael Correa

Correa, quien se ha visto salpicado en hechos de supuesta corrupción, afronta cargos por primera vez en Ecuador

Por Agencias

 

El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien vive en Bélgica tras dejar el poder en 2017, está en camino de ir a prisión por orden de un juez, a raíz de su presunta vinculación en el secuestro de un opositor, Fernando Balda, en Colombia en 2012.

La jueza Daniela Camacho aceptó este martes un pedido de la Fiscalía y ordenó “prisión preventiva” contra el popular ex mandatario de 55 años, según una decisión difundida por la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Además de la medida, el ente acusador dictaminó difusión de alerta roja de la Interpol, para lograr su captura, debido a las acusaciones por una presunta retención que ocurrió en Bogotá, hace seis años. La Fiscalía de ese país lo señala por presunta participación en los delitos de asociación ilícita y secuestro.

 

Caso Balda: un secuestro que amenaza la caída de Correa

La situación comenzó hace seis años, cuando Balda era un duro crítico del gobierno del entonces presidente Correa, cuyo régimen acusaba corrupción, mientras que el mandatario lo señalaba como autor de una presunta trama para derrocarlo.

Cuando las tensiones crecieron, Balda se refugió en Colombia, donde desconocidos intentaron secuestrarlo en agosto de 2012, pero se salvó a  última hora por la intervención de un grupo de taxistas que alertaron a la policía y neutralizaron al vehículo al que habían subido al político ecuatoriano.

Las investigaciones judiciales en Colombia determinaron que tres agentes de inteligencia de la policía ecuatoriana habían contratado a delincuentes comunes, ahora en prisión, para secuestrar al ex legislador Balda.

En este caso, están vinculados también el viejo director de inteligencia de la policía, general Fausto Tamayo, y el ex secretario nacional de inteligencia, Pablo Romero.

Poco después, Balda fue expulsado de Colombia por pedido de Quito para que respondiera por varios delitos. El adversario del ex mandatario estuvo en la cárcel más de dos años por injurias y atentar contra la seguridad del Estado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo