El impresionante récord que rompió el calentamiento global: en una semana se registraron las temperatura más altas de la historia en el Mundo

Algo tenemos que hacer para detener esto.

Por Nathaly Lepe

Mientras el mundo se sorprendía por que en las Mesetas Orientales de la Antártica, la zona más fría del planeta, el clima es aún más frío de lo que se pensaba luego que comprobaran que el termómetro marcó -98,6°C este año, superando los -89,2º que se había medido el invierno de 1983, en el hemisferio norte se rompía otro récord, más bien varios, por culpa del calentamiento global.

En sólo una semana, Norte América, Eurasia, Europa y el Medio Oriente registraron las más altas temperaturas de la historia.

Si bien no se puede adjudicar esta situación a un solo fenómeno, las grandes áreas de presión de calor o cúpulas de calor dispersas alrededor del hemisferio elevaron las temperaturas de varios puntos a niveles sofocantes.

Especialistas consultados por el diario de EEUU The Washington Post, acerca de la relación de ese tipo de fenómenos con el cambio climático y el calentamiento global, coincidieron que podría tener relación, especialmente por que no son registros aislados e individuales, sino que todos ocurrieron en la misma semana comprendida entre el 25 de junio y el 1 de julio.

¿Cuánto calor?

De esta manera, en Norte América, se registró un masivo e intenso domo de calor sobre dos tercios de EEUU y el sureste de Canadá dejando récords de temperatura de Denver el 28 de junio (105º F- 40,5ºC) en Burlington el 2 de julio (80ºF- 26ºC), en Montreal el mismo día (97,9ºF- 36,3ºC) y en Ottawa el 1 de julio.

En el caso de Europa, las temperaturas récord se registraron en Escocia, particularmente en Glasgow el 28 de junio (91,8ºF- 33,2ºC), en Belfast (85,1ºF-29,5ºC) y Shannon (89,6ºF-32ºC) en Irlanda, el mismo día,  y en Castelderg al norte de Irlanda el 29 de junio (86,2ºF -30,1ºC).

Los registros de Eurasia marcaron picos de temperatura máxima en Armenia el 2 de julio con 107,2ºF -42ºC- y en varias localidades al sur de Rusia donde el 28 de junio se marcaron las máximas más altas del mes.

Finalmente en el Medio Oriente, en Oman se registraron 109ºF (42,6ºC) el 28 de junio, la temperatura baja más alta del mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo