Jesús, María y José entre rejas: la insólita protesta de una iglesia contra la política de Trump de separar familias

Una iglesia de Estados Unidos puso a Jesús, María y José "tras las rejas".

Por Agencias

Ante la controversial política de Estados Unidos de detener a los inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera, una iglesia católica de Indianapolis ha dejado muy clara su posición con una sencilla demostración pública.

La Catedral de la Iglesia Católica decidió “detener” en la parte exterior de su recinto a la familia de refugiados más conocida del mundo: la Virgen María, José y el niño Jesús.

La demostración forma parte de la campaña “Cada familia es sagrada” que busca crear conciencia sobre “las atrocidades humanas de las políticas de inmigración de ‘cero tolerancia’ de nuestra nación en las fronteras”, de acuerdo con un comunicado de prensa publicado por la iglesia en su portal digital.

El rector de la iglesia, Stephen Carlsen aseguró en un comunicado que la Biblia "es clara respecto a cómo tenemos que tratar a las personas que están buscando seguridad para sus familias. Tenemos que mostrar misericordia con ellos y acogerlos. Jesús, María y José no tenían hogar y huyeron del peligro para buscar asilo".

Según la cadena NBC News, muchos de los feligreses que acuden a la catedral son inmigrantes de primera o segunda generación, lo que también carga de simbolismo la escena del jardín.

Esta no es la primera vez que la iglesia interviene en asuntos sociales. El clero de la autodenominada iglesia episcopal “progresista” asistió el sábado a la manifestación Families Belong Together para protestar contra la detención familiar.

Los miembros de la iglesia sostuvieron que la defensa de los inmigrantes proviene de la congregación diversa de la iglesia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo