Reacciones al comienzo del fin del Caso Penta

La decisión del fiscal Guerra de desestimar el delito de cohecho contra los ex-controladores de Penta y Pablo Wagner, ex-subsecretario de minería durante el primer gobierno de Sebastián Piñera levantó la polémica por la baja pena que enfrentarán los acusados.

Por Daniela Pinto

"Determinamos que los hechos que sí podíamos probar respecto de esa imputación original por cohecho, que al día de hoy está referida al delito de incremento patrimonial indebido, es realmente la relativa a la existencia de pagos efectuados por parte de empresas Penta a Pablo Wagner. Lo que no tenemos claro es que esos pagos tengan como fundamento la ejecución por parte de Wagner de ciertas actividades que, a juicio de los querellantes, y legítimamente tienen derecho a pensarlo, sí tenían como motivo una contraprestación esos pagos", explicó el fiscal Manuel Guerra tras haber llevado el Caso Penta a su fin a través de un juicio abreviado y no uno oral, como él mismo había manifestado antes.

Después de comprobar que existieron pagos de Délano y Lavín a Pablo Wagner, la fiscalía llegó a la conclusión de que no habían pruebas suficientes para llevarlos a un juicio oral, donde podrían haber pedido mayores penas.

El Fiscal Nacional, Jorge Abbott apoyó la determinación de Guerra, explicando que éste habría llegado "a la íntima convicción de que tenía que reformalizar, y él dentro de sus atribuciones legales tomó una decisión a partir de la convicción a la que él arribó". Abbott agregó que por su cargo debe “respetar las resoluciones de los fiscales regionales respecto a sus atribuciones exclusivas”.

María Horvitz, abogada del Consejo de Defensa Nacional, organización que se querelló contra los empresarios y el ex-subsecretario, y que fue excluida por Guerra, no demoró en sus críticas, acusando a la fiscalía de actuar de manera unilateral para excluir a los demandantes. La Fundación Ciudadano Inteligente, otra institución descartada por el fiscal, acusó que la fiscalía había renunciado a juzgar a los controladores de Penta.

La diputada comunista Camilla Vallejos fue más dura y publicó en Twitter que "es un escándalo y un atentado a la probidad lo que ha hecho el Fiscal Guerra. Al cambiar acusación de Cohecho por 'aportes indebidos a políticos' burla nuestra justicia y nuestra democracia. Los delitos de cuello y corbata siguen impunes gracias a acciones como estas".

En conversación con Radio ADN, el ex fiscal que trabajó en el caso Penta, Carlos Gajardo apuntó directamente contra Guerra afirmando que “evidentemente, acá hay una actitud por parte de la Fiscalía que no se condice con su rol de persecutor”. Agregó que "el fiscal Guerra ha tomado una decisión unilateral que no ha sido avalada por argumentos técnicos”, y subrayó la opinión del CDE, que calificó el caso como ilegal.

Al salir del juicio abreviado, Lavín afirmó que el acuerdo que le permitió evitar el juicio oral cumplió con la ley. El caso de Wagner se resolverá durante el jueves.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo