Argentina aprueba una ley que convierte en donante de órganos a todos los mayores de edad

La norma eliminó además la necesidad de que los familiares den su consentimiento.

Por Agencias

El Congreso de Argentina aprobó por unanimidad el proyecto de ley de trasplante de órganos, tejidos y células, mejor conocido como Ley Justina por la niña de 12 años que en 2017 falleció mientras esperaba un trasplante de corazón que nunca llegó.

La "ley Justina" asume como donante a toda persona fallecida mayor de 18 años salvo que exista una negación expresa, informa la web de la cámara baja.

La nueva norma regula la obtención y uso de órganos, tejidos y células de origen humano en el país y hará que los centros sanitarios cuenten con servicios destinados a la donación que permitan detectar, evaluar y tratar al donante.

Además, la norma elimina la necesidad de un consentimiento familiar en caso de que un fallecido no expresara su voluntad de donar o no órganos.

"Actualmente, para ser donantes, las personas deben manifestar su voluntad de donar sus órganos. Si una persona muere y no manifestó su voluntad de donar sus órganos se pregunta a sus familiares si sabía cuál era voluntad -explicó la diputada  del partido oficialista Gabriela Burgos , presidenta de la Comisión de Legislación Penal- Con esta ley serán donantes todas las personas mayores de edad. Los que no quieren ser donantes, podrán dejarlo expreso. Esta ley producirá un cambio de paradigma, ya que todos nos vamos a convertir en portadores para poder evitar una muerte por no recibir un órgano, un tejido o una célula."

La ley establece explícitamente el derecho a la intimidad, privacidad y confidencialidad tanto de los donantes como de los receptores. También, el derecho a la información y al trato equitativo e igualitario

En Argentina hay alrededor de 10.500 personas que esperan recibir un trasplante y e.en el país sólo son donantes 13 de cada millón de habitantes, según el diario Clarín.

En Chile hay un proyecto de ley que busca revertir la baja en la cantidad de donantes de órganos que desde el primer semestre del 2017 y en lo que va de este año, ha disminuido de 96 personas a 52. La normativa pretende que quienes no deseen donar sus órganos tengan que ir a una notaría para informarlo y así quedar registrados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo