El plan de los militares en Tailandia para sacar caminando a los niños de la cueva

Los socorristas estudian cómo evacuar a los niños y su entrenador de fútbol bloqueados desde hace 12 días en una cueva inundada en Tailandia

Por Agencias

Ante la previsión de nuevas lluvias, los rescatistas tailandeses trabajaban contrarreloj este jueves para bombear el agua fuera de la cueva donde están atrapados 12 niños y su entrenador de fútbol y sacarlos con el menor riesgo posible, dijeron funcionarios tailandeses.

El nivel de agua en algunas partes del pasadizo que lleva a la cámara en la que se halló el lunes a los niños y al monitor, que pasaron 10 días desaparecidos, sigue llegando al techo, por lo que la única forma de salir es buceando, explicó un bombero que participó en las labores de drenado.

"Lo que más nos preocupa es el clima”, dijo el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn, a reporteros. "No podemos arriesgarnos a que la cueva se vuelva a inundar”.

El dirigente pidió a las fuerzas de élite de la Armada tailandesa a cargo del rescate una estimación del riesgo que supondría sacarlos y “qué tipo de preparación podemos tener hoy y decidir si podemos arriesgarnos”. Los 13 atrapados podrían no salir de la cueva a la vez, en función de su condición, agregó. Antes había señalado que los niños practicaron con máscaras de buceo y respiración, pero que no creía que hubiesen hecho ninguna inmersión de práctica.

"Esta mañana, pedí que se preparen 13 equipos (de buceo) y que se comprueben los equipos y se coloquen dentro (de la cueva) en caso de que tengamos que sacarlos así sin estar preparados al 100%”, dijo el gobernador.

Las autoridades han manifestado que prefieren sacar a los chicos tan pronto como sea posible ya que se prevén intensas precipitaciones para el sábado, lo que casi con toda seguridad elevaría el nivel de agua en la cueva y convertiría el paso por algunas zonas en más complicado sino imposible.

Esperan que las reforzadas maniobras de drenaje puedan reducir el nivel de agua en una zona donde sigue llegando al techo o está apenas un poco por debajo. La idea es lograr espacio suficiente para una cabeza y que los chicos no tengan que depender de los aparatos de buceo durante mucho tiempo y puedan mantener la cabeza fuera del agua.

Según Poonsak Woongsatngiem, un funcionario de rescate del Ministerio del Interior de Tailandia, el agua se había reducido en un 40% en estos días, limpiando un tramo de 1,5 kilómetros de canales oscuros y fangosos que los niños necesitarían atravesar.

Estamos apuntando al agua en la tercera cámara para reducirla hasta el punto de que no se necesitaríamos equipo de buceo, llegaría hasta la cintura, por lo que pueden usar solo chalecos salvavidas y salir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo