Sus asesinos realizaron una fiesta en su casa: hombre fue muerto a tiros y su cuerpo escondido en una parrilla

Envolvieron el cadáver en una frazada y lo escondieron en una parrilla ubicada en el balcón del departamento

Por Francisca Herrera

Un dramático final tuvo la vida de un hombre en Argentina que fue matado a tiros y su cuerpo escondido en una parrilla mientras sus asesinos realizaban una fiesta en su casa.

Conmoción ha generado la violencia con que asesinaron a Diego Loza (34) el 23 de junio en la provincia de La Pampa. Mientras Loza se encontraba en el baño, dos sujetos le dieron tres tiros: en el codo, en el pie y en la boca, según recoge Clarín.

Posteriormente envolvieron el cadáver en una frazada y lo escondieron en una parrilla ubicada en el balcón del departamento, lugar donde alojaron por dos días e, inclusive, organizaron una fiesta.

El lunes 25 llegó la policía al departamento, luego de que sus conocidos reportaran su desaparición, y no encontraron a nadie, sólo el cuerpo, los restos de la fiesta y unas empanadas aún calientes sobre la mesa.

Captura

Las empanadas fueron un elemento determinante para arrestar a los implicados. Los dos sujetos acusados, Walter Rojas Pedraza (22) y un joven de 17 años sin identificar, fueron grabados por las cámaras de la amasandería donde compraron la comida.

Pero no fue el único error, ya que más tarde los investigadores descubrieron que Pedraza publicó una fotografía en un sitio de compra y venta de artículos del televisor de su víctima.

Con todo en contra, uno de los acusados confesó el asesinato y se justificó diciendo que cometió el crimen porque Loza "porque gritaba mucho, se quejaba por los tiros", expuso el medio argentino.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo