Bélgica dio el último golpe gigante de Rusia 2018 al eliminar a Brasil y meterse en semifinales

Los Diablos Rojos mostraron un juego sólido para meterse entre los cuatro mejores de la Copa, donde se verán las caras con sus vecinos de Francia.

Por El Gráfico Chile

Asomaba como el gran partido del Mundial y cumplió con creces. Bélgica mostró todos sus pergaminos, sacó chapa de máximo candidato para ganar Rusia 2018, luego de sorprender y derrotar a Brasil por 2-1, el equipo que era apuntado a dar la vuelta olímpica.

El equipo de Tite quería pegar primero, es por ello que se generaron buenas ocasiones en el arranque. Primero la tuvo Thiago Silva, con un tiro al palo, y luego Neymar no la pudo empujar al gol. Parecía caer el gol del Scratch pronto…

Pero no, los Diablos Rojos fueron los que pegaron fuerte, y gracias a la suerte. Córner de Kevin de Bruyne y Fernandinho manda la pelota dentro del arco con un golpe de cabeza. Iban 13 minutos. Sorpresa total, porque los brasileños jugaban mejor.

A Brasil le dolió el gol en contra, porque estaba sumando su primera derrota del año, justo cuando no tenía que perder. Neymar y compañía se fueron con todo para encontrar el empate, lo que le daba muchos espacios para el contragolpe de los europeos.

De Bryune El golazo de De Bruyne / Getty

Y así fue como cayó la segunda estocada de Bélgica. Romelu Lukaku encaró desde su propio campo, apiló rivales y la alargó para De Bruyne, que con un latigazo de derecha puso el 2-0. Golaz. Se jugaban los 31'.

Los sudamericanos estaban en el piso, pero con mucho amor propio se fueron encima del arco de Courtois, quien se convirtió en la figura de la cancha, sacando todo lo que le tiraban.

No le alcanzó a Brasil

Bélgica decidió cuidar su ventaja, con sus defensas muy concentrados y el arquero de Chelsea rechazando todo. Tite mandó a la cancha a Roberto Firmino, Douglas Costa y Renato Augusto, para buscar acercarse en el marcador.

Cuando las ocasiones se repetían, por fin llegó el descuento de Brasil. A los 76' Coutinho mandó un centro al corazón del área y la peinó Augusto, para darle ilusión a la Canarinha.

Renato Augusto El descuento de Augusto / Getty

Quedaba poco, pero suficiente para llegar al empate y forzar el alargue. La más clara estuvo en los pies de Coutinho, pero el hombre de Barcelona se equivocó y la mandó lejos. No se pudo.

El fútbol es muy lindo, a los 94 Costa armó una gran jugada, se la dio a Neymar y la clavó en el ángulo, hasta donde llegó Courtois para mandarla al tiro de esquina. Fue la última. No quedaba más.

Brasil dice adiós al sueño del hexacampeonato y Bélgica sueña con ganar por primera vez la Copa del Mundo.

Así vivimos el minuto a minuto

0-1 Autogol de Fernandinho
0-2 de Bruyne
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo