“Guerra de bandas”: compañías telefónicas podrían aumentar espacio radioeléctrico

Subtel evalúa ir al TLDC para incrementar el máximo de espectro asignado a cada empresa, a pesar de las denuncias por “acaparamiento” en su contra.

Por Cristopher Ulloa

La polémica por la denominada “guerra de bandas” sigue escalando. Luego de haber congelado el uso de la banda destinada al desarrollo del 5G por “no uso” y posible “acaparamiento” por parte de las compañías telefónicas, ahora la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) anunció que podría recurrir al Tribunal de Libre Competencia (TDLC) para elevar el máximo espacio radioeléctrico permitido para cada empresa. Es decir, les quitará espacio, pero luego podría “devolverlo”.

La noticia causó indignación en la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), donde su presidente, Hernán Calderón recordó que hace sólo unos días la Corte Suprema falló que Entel, Claro y Telefónica debían devolver al menos 30 MHz de sus bandas. “El mismo gobierno decidió congelar la banda del 5G. Aumentarles el límite es como decirles ‘mire, devuélvame esto, pero no se preocupe, después igual le doy más espectro’. No hace sentido, es una completa contradicción”, afirmó

Actualmente, la normativa señala que el tope de espacio para cada compañía es de 60 MHz. Sin embargo, Telefónica hoy tiene un total de 115 MHz; Entel ocupa 130 MHz y Claro posee 115 Mhz, lo que habría motivado la decisión de la Suprema.

 

Conflicto llegó a La Moneda

Cuando se conoció el fallo de la Suprema, la subsecretaria de Transporte, Pamela Gidi afirmó que aquella decisión “refuerza la idea de que los operadores móviles no pueden apropiarse de un bien que pertenece a todos los chilenos”. Sin embargo, luego de una reunión el pasado martes convocada por el Presidente Piñera –y donde también participó el ministro de Economía, José Ramón Valente, y la ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt–, su visión sobre el uso del espacio radioeléctrico tuvo un giro.

Consultada por Publimetro, Gidi explicó que la Suprema los autoriza a evaluar junto al TDLC en caso de que consideren necesario aumentar el umbral, y que ahora “estamos esperando las propuestas formales de las empresas, y en base a eso revisaremos el tema, que por supuesto es una de las alternativas que analizaremos”. Además, agregó que esto es un proceso totalmente independiente y paralelo al fallo de la Corte.

Para Calderón, la situación sería producto del lobby de las empresas. “Las compañías están histéricas porque tienen que devolver espacio. Pareciera como si el gobierno estuviera cediendo a sus presiones, cuando lo lógico es que un bien nacional de uso público, como lo es el espacio radioeléctrico, retorne al Estado”.

¿Dar o no dar más espacio?

Por su parte, los expertos consideran que elevar el techo del espectro sería, de todas formas, lo más correcto. “La tecnología ha aumentado demasiado y las bandas –que podemos traducirlas como ‘carreteras’– hoy están saturadas. Los usuarios –’los vehículos’– han aumentado mucho, por lo que no me parece descabellado subir el umbral”, explica el director de Ingeniería Civil Informática de la Universidad San Sebastián, Dagmar Pearce. “Las personas se verán beneficiadas igual, porque habrá una regulación más clara que la que tenemos ahora, permitiendo fiscalizar de mejor manera en futuras licitaciones”.

Asimismo, el exsubsecretario de Telecomunicaciones del primer gobierno de Michelle Bachelet, Pablo Bello recalcó que “en los países de la OECD hay 140 MHz asignados por operador en promedio. Volver al límite de 60 MHz es ir al pasado, nos aleja de las mejores prácticas internacionales. Es una mala noticia para el país, y los más perjudicados seremos los consumidores”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo