La propuesta que prepara el Frente Amplio para modificar el CAE 2.0 presentado por Piñera

Parlamentarios del Frente Amplio consideran que el sistema presentado para reemplazar al CAE no elimina a la banca privada de la ecuación y no soluciona el problema de fondo.

Por Felipe Betancour

Hace un mes que el Gobierno de Sebastián Piñera anunció el proyecto de ley que crea el nuevo Sistema de Fondo Solidario (SFS) para la educación superior y que reemplazaría al Crédito con Aval del Estado (CAE) y al Fondo Solidario. El Frente Amplio se prepara para la discusión en la Cámara.

Durante la ceremonia, el Presidente celebró que los bancos quedan fuera del nuevo sistema dando paso a un prestamista estatal. Además, el mandatario destacó de que los deudores sólo pagarán sus respectivas cuotas una vez insertos en el mercado laboral y que el cobro no podría sobrepasar el 10% de sus ingreso.

Las críticas del Frente Amplio

Ya ingresado el proyecto en el Senado para su revisión, el Frente Amplio se prepara para modificar ciertos aspectos que consideran que "perpetúan la actual fisionomía del sistema" ya que no "soluciona el problema de fondo de la educación".

Es por esto, que la bancada parlamentaria del FA conformó un equipo de trabajo, que incluye al senador Juan Ignacio Latorre y a los diputados Giorgio Jackson, Gonzalo Winter y Camila Rojas, más sus equipos de asesores, para elaborar un informe técnico con las propuestas.

Gonzalo Blumel y Juan Carlos Latorre Agencia Uno

El senador Latorre asegura que dentro de las preocupaciones de la bancada está el cobro abusivo de los planteles y sus altos aranceles. "El nuevo sistema permitirá cubrir el 1,5 del arancel de referencia por lo que incentiva a las universidades a cobrar eso y más", asegura el parlamentario frenteamplista.  Latorre además confía en que en el futuro "se pueda regular el precio máximo de los aranceles, tal como se hace en otros países".

Gonzalo Winter, diputado del Movimiento Autonomista, asegura que el proyecto presentado por el oficialismo "continúa con la lógica del endeudamiento como forma de financiamiento de la educación superior, no se establecen requisitos importantes para las universidades que adscriben a él", asegura el parlamentario.

El décimo decil

Otro de los puntos que preocupa a los parlamentarios es la exclusión del décimo decil de la posibilidad de acceder al crédito. En este segmento efectivamente se encuentran las personas más ricas del país pero también familias que tienen ingresos de $611.729 por personas, mientras que una mensualidad puede alcanzar los 500 mil pesos, lo que obligaría a estas familias a endeudarse con la banca privada.

Ante el posible escenario, Juan Ignacio Latorre apuesta por que el nuevo sistema incluya a todos los deciles incluso los "super ricos". "Esto hay que ampliarlo, si entendemos la educación como un derecho tienen que entrar todos, hasta los más ricos", propone el senador.

Las reuniones entre los parlamentarios del FA se encuentran en etapa preliminar pero aseguran que estas irán avanzando a medidas que la discusión del proyecto avance.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo