"Tutorías antideserción": el plan de la USM para evitar que los mechones abandonen la carrera

A través de tutores capacitados, la Universidad Federico Santa María intenta guiar a los mechones en su primer año en el establecimiento. Hasta ahora, han replicado el modelo en toda la sede Viña del Mar.

Por Felipe Betancour

El cambio de la educación media a la educación superior puede resultar difícil para algunos estudiantes que se encuentran de pronto con una carga académica mayor, más exigencias y nuevos horarios. Estos problemas, pueden incidir en que los mechones terminen por desertar de la carrera universitaria el primer año.

Para intentar evitar que los estudiantes dejen sus estudios, es que la Universidad Técnico Federico Santa María instauró tutorías antideserción. El programa le asigna un tutor, de cursos superiores, a un alumno mechón para que lo acompañe hasta que logre su adaptación.

 

El plan piloto comenzó a ser aplicado el año pasado en algunas carreras por la Universidad Técnica Federico Santa María, logrando resultado positivos para las autoridades por lo que ahora se ha extendido a toda la sede Viña del Mar de esta casa de estudios superiores.

Tutores con preparación psicológica para mechones

La sicóloga Karla Arce, coordinadora del Programa explica que éste “tiene una finalidad concreta: acompañar a los estudiantes de primer año a través de tutores, que son estudiantes de cursos superiores con experiencia en el ámbito de la vida universitaria. Se espera generar un sentido de pertenencia, facilitar su integración, y contribuir a evitar la deserción”.

En esta línea, los tutores realizan actividades para que los estudiantes de primer año se conozcan y construyan redes con sus compañeros, se vinculen con la carrera, y también los orientan respecto de beneficios, becas y otras posibilidades de ayuda existentes en su casa de estudios.

A los alumnos-guía se les capacita entregándoles herramientas básicas de contención o un primer auxilio psicológico, ya que muchas veces se encuentran con historias difíciles, y necesitan saber cómo responder de manera apropiada”.

La deserción llega al 40%

La Jefa del Departamento de Bienestar Estudiantil, Claudia Oyarce, manifestó su satisfacción y destacó el compromiso personal “de los estudiantes que se motivaron para ejercer como tutores” y de los profesionales adscritos al programa.

Según datos del Ministerio de Educación, para el 2016 la tasa de deserción en el primer año era del 30% de los "mechones". Sin embargo, una alta tasa vuelve a reintegrarse, más de un 40%, y habría un 17,2% de jóvenes que no vuelven a la universidad en los siguientes tres años.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo