"Hemos golpeado a Trump donde le duele, en su campo de golf": Así burló la seguridad del presidente un parapente en Escocia

Un parapente sobrevoló en Escocia el campo de golf sobre el que el presidente Trump se encontraba jugando en otro duro ataque de protesta en su visita a Reino Unido

Por Agencias

El presidente estadounidense, Donald Trump, apura sus últimas horas jugando al golf en uno de los dos resorts que posee en Escocia.

El viernes, una protesta de Greenpeace, burló su seguridad y con un parapente desplegaron una pancarta en la misma puerta de club. El hombre a bordo ha sido detenido y Greenpeace ha publicado el vídeo de la acción en Twitter.


La Policía escocesa ha confirmado la detención de un hombre de 55 años por lanzarse en parapente el pasado viernes sobre el campo de golf de Turnberry, en Escocia, propiedad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de visita en el país. "La Policía de Escocia confirma la detención de un hombre que empleó un parapente con motor en las proximidades del hotel del campo de golf, en torno a las 21.45 del viernes", según el comunicado policial.

Este domingo, el presidente se ha dedicado a jugar al golf en el campo, propiedad de su familia, durante el que será su último día de visita a Reino Unido antes de partir a Helsinki (Finlandia), donde este lunes se reunirá con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo