Por qué el Minsal rechazó el "gato por liebre" en la leche vegetal de Cencosud

Dos supermercados valdivianos fueron multados por vender líquidos vegetales como lácteos. "Te hacen creer que te tomas algo igual de nutritivo que la leche tradicional, y no es así", afirma una nutrióloga.

Por G.A./Publimetro

Ocurrió en agosto del 2017. Miembros de la Asociación de Productores de Leche de la región de Los Ríos se percataron que en un Jumbo y Unimarc de Valdivia, varios extractos vegetales aparecían en las góndolas y estantes de los lácteos, y estaban rotuladas como tales.

De inmediato hicieron la denuncia, a lo que el Ministerio de Salud (Minsal) reaccionó con una investigación que sancionó a Cencosud, el conglomerado dueño de ambos supermercados. Y pese a que la cadena recurrió a un recurso de "reconsideración", el Minsal ratificó en los últimos días el dictamen, que incluye una multa de 50 UTM, más la orden de volver a rotular los productos.

“Los antecedentes acompañados no ameritan reconsiderar la sanción impuesta”, decía el fallo, agregando que la empresa fue castigada por "entregar información ambigua al consumidor".

Cuestión de nutrientes

La disputa de los médicos por evitar la denominación de leche a los extractos líquidos no es nueva. Pero, ¿por qué es tan importante no caer en el error? Las cualidades nutritivas o los posibles daños al incluirlos en la dieta de los menores son los principales argumentos.

"El problema de origen es ponerle leche o lácteo", enfatiza la nutrióloga de la Clínica MEDS, Ximena Muñoz. La situación, aclara la doctora, no es una simple confusión o ambigüedad en el rotulado. "Lo malo está en que te hagan pensar que al leer 'leche' estás consumiendo un producto igual de nutritivo que la leche de vaca. Y no: la cantidad de proteína, calcio y minerales es mucho menor", explica.

En cantidades, por ejemplo, un vaso de leche de vaca aporta ocho gramos de proteína, versus el gramo de la de almendras y la inexistencia en la de coco. "Las diferencias en calcio son mucho mayores, por eso a los líquidos de origen vegetal se les adicionan estos nutrientes para equiparar un poco, y no porque hagas leche de almendra en tu casa va a ser más sano", dice la nutrióloga.

Expertos, además, descartan de plano que estos líquidos vegetales sean la dieta de base en los menores de un año. En Bélgica el año pasado, de hecho, esta discusión prendió fuego cuando unos padres se fueron a juicio por la muerte de su hijo. ¿La razón? ellos eran productores caseros de leche vegetal, y la usaron para su hijo en remplazo de la materna. El bebé terminó muriendo por desnutrición.

"Si estos productos se vendieran como jugo de almendras, arroz, coco, quinoa o avellana, la gente haría una mejor relación de lo que en verdad le aporta. Estos productos no son malos, de hecho son sanos, pero en ningún caso suplen a la leche tradicional", cierra Muñoz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo