Sólo le faltó pedir un autógrafo: Trump "traiciona" a Estados Unidos por Putin y se gana el odio de todo el país

De pie junto a su homólogo ruso el presidente de EEUU cuestionó abiertamente el trabajo del FBI y del fiscal especial respecto a la interferencia de Moscú en las elecciones estadounidenses de 2016

Por Agencias

El conocido lema de Donald Trump de “Estados Unidos primero” se convirtió el lunes en “Yo primero”, luego de que el presidente estadounidense cuestionara abiertamente las conclusiones de sus propias agencias de inteligencia sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2006 frente a su homólogo Vladimir Putin

“Tengo gran confianza en mi personal de inteligencia, pero diré a ustedes que el presidente Putin fue extremadamente firme y enérgico en su desmentido hoy”, señaló el mandatario, al tiempo que desestimó repetidas veces la investigación del fiscal especial en torno a los esfuerzos rusos por interferir, que según funcionarios de inteligencia continúan. “No veo ninguna razón por la que Rusia interferiría en las elecciones de 2016”, sentenció.

El presidente norteamericano también atribuyó el lamentable estado de las relaciones entre EEUU y Rusia a la “tontería y la estupidez”, reiterando temas en los que ha insistido en diversos mítines en los que se ha presentado.

De regreso en la Casa Blanca, Trump afirmó el martes que quiso decir lo contrario de lo que dijo en Helsinki, de que no veía por qué y que no comprende por qué Rusia “no sería” responsable de haber interferido en las elecciones de 2016 en Estados Unidos.

Ola de críticas

Desde la campaña de 2016 Trump ha refutado cualquier mención sobre el apoyo ruso a su candidatura, no obstante, el hecho de que estaba en suelo extranjero y al lado de Putin generaron críticas tanto de la izquierda como de la derecha estadounidense.

El senador John McCain fue muy directo, al declarar que Trump tomó “una decisión consciente de defender a un tirano” y tuvo “uno de los desempeños más vergonzosos que se recuerde de un presidente estadounidense”. Además, describió lo sucedido como “una de las actuaciones más deplorables de un mandatario estadounidense de que se tenga memoria”.

Por su parte, el senador Bob Corker dijo que Trump hizo que Estados Unidos “se viera como un pelele”. "Tenía la oportunidad de defender a nuestras agencias de inteligencias, que trabajan para él", agregó.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dijo que el “presidente debe percatarse de que Rusia no es nuestra aliada”.

En la misma línea, el representante republicano Trey Gowdy, quien ha criticado la pesquisa sobre Rusia, afirmó que “Rusia no es nuestra amiga” y expresó confianza en que los colaboradores de seguridad nacional de Trump puedan convencerlo de que “es posible concluir que Rusia se entrometió en nuestros comicios en 2016 sin deslegitimar su triunfo electoral”.

Inclusive Arnold Schwarzenegger, actor y político del partido Republicano, también se ha sumado a las críticas y calificó el hecho como vergonzoso. "Estabas ahí como un fideo mojado, como un fan. Pensaba que le ibas a pedir un autógrafo o un selfie", indicó.

"Has vendido a nuestras agencias de inteligencia, a nuestro sistema judicial y, lo que es peor, a nuestro país. Eres el presidente de Estados Unidos, no tendías que hacer eso", añadió

Encabezadas por el New York Daily News, las caricaturas llenaron las redes sociales mostrando a Trump completamente manejado por el presidente ruso.

Malas relaciones

La reunión comenzó apenas unas horas después de que Trump culpó a Estados Unidos _y no a la interferencia electoral rusa ni su anexión de Crimea_ por el bajo nivel en las relaciones bilaterales.

“Nuestra relación con Rusia nunca ha estado peor”, tuiteó Trump el lunes por la mañana, de lo cual culpó a “muchos años de tonterías y estupidez estadounidenses y ahora, ¡la cacería de brujas manipulada!”

La cancillería rusa respondió dándole “me gusta” al tuit de Trump y luego declaró: “Estamos de acuerdo”.

Al preguntársele acerca del tuit y de si responsabiliza a Rusia de alguna cosa, Trump dijo que “ambos países cargan con la responsabilidad”, cree que Estados Unidos ha estado “engañando” y que “todos tenemos la culpa”.

“La pesquisa (sobre la intromisión electoral) es un desastre para nuestro país. Para nada hubo colusión”, afirmó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo