Fiestas swinger, sicarios y una víctima fatal: El macabro asesinato de un profesor de inglés que impacta a Uruguay

Edwar Vaz fue asesinado el lunes 9 de julio de un tiro en la cabeza por dos sicarios la noche del fatídico día en la puerta de su casa.

Por Francisca Herrera

Un escabroso crimen, que incluye fiestas swinger, lujo, sicarios y una víctima fatal, tuvo lugar el lunes 9 de julio en Punta del Este, Uruguay.

El profesor de inglés Edwar Vaz fue asesinado de un tiro en la cabeza por dos sicarios la noche del fatídico día en la puerta de su casa. La principal sospechosa es su ex mujer, quien tenía un litigio legal con la víctima y a quien acusa de haberla explotado sexualmente.

Según cuenta el diario uruguayo El País, las cámaras de seguridad de las calles revelan que los dos asesinos fueron contactados en  Montevideo. Un trabajador de la mujer fue a recoger a los sujetos en playa Mansa y los trasladó en su auto particular al edificó donde vivía el profesor.

El chofer, que fue arrestado, confesó rápidamente a la policía que la ex pareja de Vaz le pidió recoger a los dos hombres "para darle un susto a su ex marido". Debía dejarlos cerca de la casa de la víctima, esperar los y luego regresarlos al lugar de inicio.

De acuerdo con el abogado de la víctima, Martín Etcheverry, su cliente estaba a punto de imponer una demanda civil contra su ex esposa por 1.500.000 dólares.

La mujer, que tiene ascendencia gitana, fue arrestada como principal sospechosa de ordenar la muerte de su ex esposo. Los sicarios continúan siendo buscados por la justicia.

Fiestas swinger

La sospechosa no es una persona cualquiera, es reconocida en Punta del Este por organizar fiestas swinger, eventos donde se realizan intercambios de parejas.

Los eventos eran realizados en una mansión del exclusivo barrio uruguayo Beverly Hills. La casa nombrada, "Gypsy Queen", fue vendida en el 2016 a un empresario brasileño que, según el testimonio de la mujer, se la dejó a ella para "administrarla".

Durante los últimos días El País dio a conocer que el inmueble estaba repleto de cámaras ocultas en su interior, las que presuntamente se usaban para grabar sin autorización los encuentros sexuales.

El mismo día que el abogado Etcheverry dio a conocer la demanda contra la sospechosa, ella se comunicó con el diario argentino para denunciar que su ex esposo la explotaba sexualmente.

"Él nos vivía pidiendo plata. Nos prostituía tanto a mí como a mi amiga. Yo lo conocí cuando era mi profesor de inglés, desde los 14 años vivo con él. Nos amenazó muchísimas veces tanto a mí como a mi amiga. Mi actual pareja fue la que nos salvó", expuso la mujer al diario.

La detenida indicó también que su ex marido "fue denunciado hace dos años y medio por proxenetismo (…) Él estaba suspendido de su cargo por problemas similares con estudiantes".

Lo último que se reveló, fue que Etcheverry habría presentado pruebas a la fiscalía que vinculan a la ex esposa de la víctima con el homicidio no resuelto de una mujer, Adilcia Luisa De la Paz Álvarez (76), en 1999. Adilcia cedió su propiedad a la sospechosa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo