La "máquina del juicio final": este es el dron submarino con el que Putin puede generar tsunamis de cien metros de altura

La máquina no tripulada de impulso nuclear tiene la capacidad de lanzar misiles nucleares a una velocidad de diez kilómetros por hora

Por Francisca Herrera

Definitivamente el presidente de Rusia, Vladímir Putin, no andaba con juegos cuando presentó en marzo de este año las armas nucleares y "misiles invencibles" que desarrollaron para que el mundo los escuche. Así lo demuestra el temible Poseidón, la "máquina del juicio final" que puede generar un tsunami de 91 metros de altura.

El dron submarino posee una propulsión nuclear y tiene la capacidad de viajar silenciosamente a "grandes profundidades" a una velocidad que superaría a un submarino o bote, de acuerdo con lo que informó Putin a principios de año según la traducción del Kremlin.

Pero eso no es todo, ya que la máquina no tripulada puede llevar "municiones nucleares masivas" las que tienen una velocidad de disparo de diez kilómetros por hora, "lo que les permite atacar varios objetivos, incluidos los grupos de aviones, las fortificaciones costeras y la infraestructura".

Pero Putin no se quedó sólo en palabras, tras la reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Finlandia, el Kremlin público una serie de vídeos de sus nuevas armas, entre los que se encontraba el también llamado Oceanic Multi-purpose System Status-6.

Según explica Bussines Insider, en 2015 Rusia ya había dado a conocer unos planos de lo que sería Poseidón, que revelaba que podría llevar una bomba de nada más y nada menos que 50 megatones, la que, de acuerdo con la experiencia previa, podría generar un tsunami local de cien metros de alto. Los esbozos de esta arma fueron calificados como "la máquina del juicio final de Putin" por Jeffrey Lewis, un experto en política nuclear del Middlebury Institute of International Studies.

"Un arma nuclear bien situada de rendimiento en el rango de 20 MT a 50 MT cerca de una costa marítima ciertamente podría acoplar suficiente energía para igualar el tsunami de 2011, y tal vez mucho más (…) Aprovechando el aumento del efecto de amplificación del fondo del mar, las olas de tsunami que alcanzan los cien metros de altura" dijo Rex Richardson, un físico que investiga armas nucleares, según recoge el medio.

Pero no todo es tan oscuro, según explica Bussines Insider, las detonaciones bajo el mar son mucho menos potentes que las sobre tierra, por lo que sería una pérdida utilizar esta arma bajo el agua para generar un tsunami.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo