Viajar en avión: ¿comodidad al debe?

El organismo internacional que regula el espacio entre los asientos de las naves rechazó la petición de aumentar la distancia para darle más confort a los pasajeros, argumentando que las actuales medidas “no afectan la seguridad”.

Por Cristopher Ulloa

Viajar en avión se ha vuelto en una actividad cada vez más frecuente para los chilenos. Según la Junta Aeronáutica Civil (JAC), sólo en el primer semestre de 2018 se registraron casi 12 millones de pasajeros que volaron dentro o fuera de Chile, y con los nuevos acuerdos y políticas de cielos abiertos, los pronósticos indican que la cifra podría ir al alza. Pero, ¿qué tan cómo es viajar en avión hoy en día?

Si a principios del 2000 la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) – organismo que regula las normativas de seguridad en ese país y que entrega recomendaciones al resto del mundo– había establecido la distancia mínima entre asientos en 88 cm, hoy el espacio se ha reducido drásticamente a 78 cm. El ancho de las butacas, en tanto, pasó de tener un mínimo de 46,9 cm a 43 cm. Y podría seguir bajando.

“Esta es una recomendación, pero no una obligación que haya que seguir. Cada país tiene sus propias normativas y en el caso de Chile sólo se evalúan los temas de seguridad”, explica el analista de aviación comercial, Ricardo Cirio. “Por ejemplo, se pueden tener 500 personas en un avión, o incluso más, pero la regla importante –y esto también es un estándar internacional– es que en caso de emergencia, todos los pasajeros puedan evacuar en 90 segundos. Si tienes más o menos butacas adentro, da lo mismo. Lo importante es que se cumpla ese tiempo”, agrega.

El debate volvió a la palestra luego que la organización estadounidense “Flyers Rights” acusara a la FAA de no hacer nada por revertir esta situación, a lo cual contestaron que “no hay evidencia de que haya un problema de seguridad inmediato que requiera una reformulación de normas en este momento”.

 

¿Qué pasa en Chile?

En nuestro país, el organismo encargado de revisar estas normativas es la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), que hasta el cierre de esta edición no respondió sobre las medidas de fiscalización que aplica a las aerolíneas en este ámbito.

Las empresas locales, en tanto, aseguran que respetan los estándares internacionales y también las normativas chilenas. “La seguridad siempre será algo transversal. Por ejemplo, las filas justo al lado de las salidas de emergencia tendrán más espacio por lo mismo, aunque el resto de los espacios depende de varios factores: si el viaje es nacional o internacional, de los tipos de asientos que tenga el avión y la cantidad de pasajeros que puedan transportar”, explica el director comercial de Jetsmart en Chile, Víctor Mejía.

Por su parte, LATAM respondió a través de un comunicado que “todos nuestros aviones operan bajo normativas internacionales que a la vez cumple con las normativas actuales en Chile, Brasil y los otros países donde operamos”. En el caso del gigante sudamericano, las normas establecen que la distancia mínima debe ser de 73,2 cm, mientras que el ancho debe ser de 49 cm.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo