Filtración de tarjetas de crédito tendría origen internacional

Si bien sólo el 17% de los plásticos se encontraba activo, el superintendente de Bancos afirmó que se trata de “un incidente de carácter grave” cuyo origen provendría de un comercio extranjero.

Por Cristopher Ulloa

El caos fue total. A eso de las 17 horas del miércoles, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) fue alertada de un mensaje en Twitter del grupo de hackers autodenominados “ShadowBrokers”, quienes afirmaban haber filtrado los datos de más de 14 mil tarjetas de crédito de cuentas chilenas. La publicación iba acompañada de un archivo que contenía una lista con los nombres de los clientes, los números de los plásticos, las fechas de vencimiento y también sus números de seguridad (CVV).

Horas después, el documento se viralizó en redes sociales, y pasadas las 21 horas, la autoridad confirmó lo que ya todos sospechaban: un ciberataque habría sido la causa de todo.

Según informó el superintendente de Bancos, Mario Farren, el origen de las filtraciones “provendría de un comercio internacional, puesto que no se han detectado vulneraciones de emisores ni operadores de tarjetas de crédito locales”, agregando que la información revelada “pareciera ser una base de datos relativamente antigua. Contiene mayoritariamente tarjetas inactivas, correspondientes a cuentas cerradas, de emisores que ya no existen e, incluso, tiene a titulares fallecidos”.

Del total de tarjetas filtradas, sólo 2.446 estaban operativas y representaban el 0,011% del total de plásticos vigentes en el país –que hoy asciende a los 22.529.468–. Las personas afectadas, en tanto, ya fueron notificadas por sus instituciones bancarias y sus tarjetas serán reposicionadas.

¿Estamos seguros?

Ayer, el discurso estaba alineado entre las autoridades: no hay certeza de que este evento no vuelva a repetirse, visión que comparten los entendidos en la materia.

“Los más probable es que los datos hayan sido robados a alguna institución que almacene una gran cantidad de información de tarjetas, como por ejemplo Amazon o Aliexpress”, explica el experto en seguridad financiera del instituto 3IE, John Castro. “Este tipo de comercios internacionales dejan guardados los datos de tu tarjeta, y cuando vuelves a comprar, no necesitas volver a escribirlos. Puede que estos hackers hayan vulnerado alguna de sus defensas”, agrega.

“El desafío para la banca está en cómo enfrentar este tipo de ataques, cómo potenciar su seguridad para prevenir y cómo poder entregar tranquilidad a sus clientes. Con esto queda de manifiesto la necesidad de un socio estratégico en banca digital”, afirma Daniel Grané, experto en tecnología y medios digitales de R/GA Chile.

“Eso sí, debemos entender que esto seguirá pasando. Podemos mejorar nuestros métodos de seguridad, cambiar claves y muchas cosas más, pero hay que entender que del otro lado hay un grupo que está 24/7 trabajando para vulnerar tus datos. Ese es su trabajo, de eso viven”, advierte Castro.

 

¿Qué dicen las autoridades?

 

FELIPE LARRAÍN, MINISTRO DE HACIENDA:

“Nos preocupan este tipo de incidentes que afectan la confianza y tranquilidad con la que las personas operar el sistema financiero.Queda por investigar si esto es un hecho distractor de otra instancia (…), hasta el momento, no se ha podido apreciar un uso fraudulento"

JOSÉ RAMÓN VALENTE, MINISTRO DE ECONOMÍA:

“Nos interesa que Chile se inserte en la cuarta revolución industrial, lo que implica más transacciones por medios electrónicos y más tecnología, pero para eso necesitamos que las transacciones sean seguras”.

FELIPE HARBOE, SENADOR Y PRESIDENTE COMISIÓN DE ECONOMÍA:

“Chile está en la mira del cibercrimen internacional. Hoy son los bancos, pero mañana puede ser el retail, la industria minera, algún servicio público crítico, los aeropuertos, la defensa nacional y hasta el registro civil”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo