El duro pero gratificante trabajo de guardaparques: la invaluable labor de quienes protegen lo mejor de Chile en Huilo Huilo

Este 31 de julio se celebra el "Día Internacional de Guardaparques". En Publimetro contamos, en voz de tres trabajadores, en qué consiste esta tarea.

Por Jaime Liencura

Que Chile es "la copia feliz del Edén". Eso dice el himno nacional y esos versos podrían confirmarse tras visitar la Reserva Biológica Huilo Huilo. Ubicada en la Región de Los Ríos, en esta reserva natural protegida que limita con Argentina no sólo habitan huemules, llamas, pumas y otros animales típicos de la fauna nacional, sino también hay unos seres que se encargan de cuidar de todos ellos: los guardaparques.

Pisando nieve, tierra, pasto, asfalto, dentro de una caverna o entre una manada de leones chilenos, este grupo de personas, a diferencia de muchos de los que viven en Santiago, no ven con tantas ansias que llegue el viernes. Una porque les gusta su trabajo y otra, porque tienen un horario distinto al de la oficina: están siete días en el parque y siete días en sus ciudades. Pese a este esfuerzo, la mayoría de ellos lo hace contento, pues no es ni la plata ni los horarios los que los motivan a trabajar ahí, sino que el contacto con la naturaleza y con la vida misma.

Proteger para futuras generaciones

Así al menos lo indica a Publimetro Yerko Parra Carrillo (30), oriundo de Neltume, pero cuyo corazón es ya de Huilo Huilo. Para él, trabajar de guardaparque "es una forma de vida que implica vocación, compromiso y responsabilidad".

Agrega que estar ahí también tiene algo de desafío personal. Ello pues "proteger al huemul es una especie de bandera: cuidas un ecosistema completo, aves, insectos, flora y cursos de agua. En el fondo creas consciencia a las futuras generaciones y les das el derecho a disfrutar y conocer lo mismo que conocemos ahora".

Tratar bien a los demás

En este grupo, el valor de la experiencia está puesto por Manuel Pinto Moscozo (53) quien lleva al menos tres años trabajando en este lugar donde las araucarias milenarias, esas mismas que existían antes que Cristóbal Colón nacieran, crecen sin miedo a ser cortadas por el hacha de algún humano sin criterio.

Para él, ser guardaparques "significa efectuar una labor muy importante dentro del proyecto", uno que habla de cuidar a la naturaleza para los demás. Pero esta labor también le enseñó otras cosas. "Me ayudó a tratar bien a los demás", reconoce -ahora- con orgullo.

Salir del individualismo

Las voces femeninas también están presente en Huilo Huilo. Francisca Ruiz Troncoso (21) es una de ellas. Residente de Valdivia, a ella este trabajo le entrega una cuestión más bien filosófica.

"Somos guardianes de la naturaleza, del entorno que nos rodea. Salimos del estado individualista para pensar en la vida del ecosistema", sostiene.

No obstante, también reclama que hay poca difusión de esta tarea, una que invita a pensar en la existencia de la humanidad y también en la creación en sí misma. "Recomiendo totalmente un trabajo como este. Te da un enfoque de vida diferente y terminas apreciando los pequeños detalles. Sin embargo, a nivel país debería ser aún más valorado porque hay poco apoyo o difusión de estos proyectos".

Día Internacional del Guardaparques

Y es un poco triste reconocerle un punto: muy pocas personas saben que este 31 de julio se celebra el "día internacional del guardaparques".

Por lo mismo, desde Publimetro, les enviamos un gran saludo y un fuerte abrazo, aunque sabemos que merecen más, mucho más.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo