Cuidar a los hijos y dificultades económicas: las razones de porqué las mujeres estudian menos posgrados que los hombres

Según una consulta echa por la Red Mujeres de Alta Dirección el porcentaje de mujeres en posgrados de economía no supera el 30%, entre los principales problemas se encuentra una estructura que no apoya a las mujeres.

Por Felipe Betancour

Las movilizaciones feministas del mes de mayo revolucionaron los espacios académicos, poniendo en el tapete temas de discusión tales como la poca presencia de mujeres en los altos cargos de las universidades o los estereotipos de género que tienen algunas carreras, y que se predisponen como "masculinas" o "femeninas".

En ese contexto, es que Red Mad, organización sin fines de lucro que intenta promover el talento femenino en la alta dirección, realizó una consulta en distintos programas de posgrados en universidades chilenas para tener un diagnóstico sobre la participación de las mujeres en el perfeccionamiento de sus estudios. La conclusión fue que tan solo 3 de 10 profesionales que continúan estudiando, son mujeres.

Las razones pueden ser variadas según Liliana Parada, socia de Red Mad y empresaria con experiencia en cargos ejecutivos. Dificultades económicas para costear los programas, factores culturales propios de las disciplinas, y ,especialmente, temas familiares los que impiden a las mujeres seguir perfeccionando, según el análisis de Parada.

"Si en una pareja de profesionales, con hijos, ambos tienen la posibilidad de ingresar a un posgrado probablemente sea el hombre quien termine estudiando y la mujer quede a cargo de la casa", asegurada Parada. La reflexión va dirigida en relación a que "si el hombre se perfecciona, puede que la retribución en su sueldo sea de manera más inmediata".

En la Universidad de Chile, por ejemplo, en la Dirección de Postgrado de la Facultad de Ciencias Física y Matemáticas, el porcentaje de mujeres alcanza el 30%. En la misma casa de estudios, pero en Facultad de Economía, el porcentaje de mujeres es levemente inferior en el postgrado orientado a Finanzas, Auditoría y Control de Gestión.

La profesional asegura que con estos niveles de estudio es difícil que más mujeres se sumen a la alta dirección. "Si apenas un 30% de las ejecutivas cuenta con un magister o MBA es menos probable que podamos optar a cargos de alta dirección, ofrecidos habitualmente a los gerentes cuyas especialidades están orientadas a las áreas de finanzas, comercial o producción”, asegura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo