Explicado en simple: Mineduc responde siete puntos claves del proyecto que quiere reemplazar al CAE

Juan Eduardo Vargas, Jefe de la División de Educación Superior del Mineduc, explica siete puntos del Sistema de Financiamiento Solidario (Sifs) proyecto presentado por el Gobierno para reemplazar al CAE.

Por Felipe Betancour

A la espera de que el Senado comience a debatir el proyecto de ley de financiamiento de la educación superior presentado por el Gobierno de Sebastián Piñera, el jefe de la Divesup intenta despejar las dudas de un sistema que ha sido criticado en algunos puntos por los estudiantes. El representante del Mineduc repasa siete puntos claves del Sifs, incluyendo las opciones que tienen los universitarios que ya esán endeudados con el CAE.

  1. El SIFS lo administrará el Estado, sacando a la banca del sistema.

“Uno de los principales cambios que proponemos con este proyecto de ley es crear un Sistema de Financiamiento público, administrado por una Sociedad Anónima del Estado, y que tiene como uno de sus principales ejes un componente Solidario: por cada peso que paguen los jóvenes, nuevos alumnos podrán financiar sus estudios, generando un sistema virtuoso, financieramente viable y fiscalmente responsable, en el que compromiso y solidaridad permitirán mantener las oportunidades que brinda la educación superior abiertas para todos”.

 

  1. Se podrá estudiar con SIFS en instituciones acreditadas y quienes pertenezcan al 60% más vulnerable del país, no pagarán mientras estudian, ya que su institución deberá darles becas o créditos complementarios.

“Los jóvenes más vulnerables que accedan al sistema de financiamiento podrán complementarlo con las becas del Estado para cubrir sus aranceles. Si con ambas ayudas aún queda una brecha que tuvieran que pagar a las instituciones, las casas de estudio tendrán que ofrecerles becas o créditos propios para que mientras estén estudiando los alumnos no tengan que preocuparse por cómo pagarán, sino que exclusivamente por avanzar en sus carreras”.

 

  1. Tendrá una tasa de interés de 2% anual, las cuotas no podrán exceder el 10% de la renta y se podrá suspender el cobro por cesantía o ingresos menores del sueldo mínimo.

“El Estado permitirá que todos quienes aún no han cosechado los frutos económicos de sus estudios, puedan informar esta situación a la administradora y suspender el pago hasta que se encuentren en una mejor situación. Y cuando sus carreras les permitan tener un trabajo e ingresos adecuados, pagarán cuotas que no excederán el 10% de su renta. Así, el sistema acompaña al alumno en el caso de que no le vaya bien, y si este cuenta con un trabajo fija una cuota máxima del 10% de su renta para que el pago no se vuelva una pesada mochila con la que cargar”.

 

  1. Si un joven justifica responsablemente que no puede pagar, no quedará como moroso.

“El sistema se hace cargo de aquellos estudiantes a los que eventualmente no les vaya bien en algún momento de su vida profesional, ya sea porque no encuentren trabajo, o porque ganen un sueldo inferior al mínimo. En ese caso lo único que se pide, es que el joven sea responsable e informe que no puede pagar. Si lo hace, el cobro será suspendido y ese joven no será considerado moroso, porque lo que se busca es premiar el comportamiento responsable”.

 

  1. El plazo máximo de pago son 15 años, tras lo cual se condona el remanente.

“Si un joven paga o informa responsablemente a la administradora que no puede hacerlo, cuanto termine su plazo de pago —que será de un máximo de 15 años, pero puede ser un tiempo menor si el monto pedido es bajo— se condonará el saldo que quede, sea cual sea su monto”.

 

  1. Todos los estudiantes con CAE pueden pasar al nuevo sistema.

“Para esto, los jóvenes podrán acercarse a la futura administradora y pedir traspasarse al nuevo sistema. Así, su deuda pasará al Estado y podrán acceder a los nuevos beneficios de pago (cuotas que no excedan el 10% de la renta, suspensión de pago por cesantía o ingresos menores al sueldo mínimo y plazo máximo de 15 años, tras lo cual se condona la deuda)”.

 

  1. Los estudiantes morosos CAE que pasen al SIFS, podrán salir de DICOM.

“En el momento en que se cambien desde el CAE al SIFS, la deuda que tenían los jóvenes se traspasará al Estado, por lo que dejarán de estar morosos, podrán salir de DICOM y acogerse a los nuevos beneficios de pago del SIFS”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo