Golpe a la familia real sueca en robo de película: A plena luz del día y en lancha se llevan dos valiosas coronas del siglo XVII

Los ladrones huyeron en lanchas motoras como parte de su escape cinematográfico, evadiendo a la policía.

Por Agencias

Ladrones en Suecia entraron a una catedral medieval a plena luz del día y se llevaron valiosas joyas de la corona que datan de inicios del siglo XVII para luego escapar en una lancha a motor, informó la policía el miércoles.

Dos hombres desaparecieron en el gran sistema de lagos en torno a Strangnas, 60 kilómetros al oeste de Estocolmo, el martes alrededor del mediodía.

Los ladrones se llevaron dos coronas de oro y una orbe realizados para el rey Carlos IX y la reina Cristina. Una de las coronas está incrustada de piedras preciosas. Los objetos robados estaban en exhibición en la catedral, y había personas en el interior en ese momento.

“Sonó la alarma cuando los ladrones rompieron el vidrio de seguridad y robaron los objetos”, dijo Catharina Frojd, vocera de la catedral del siglo XIV, a The Associated Press.

La iglesia escribió en su sitio web que los artefactos se conservaban “de acuerdo con los reglamentos de seguridad vigentes en exhibidores cerrados y dotados de alarmas en la catedral”. No dio otros detalles.

Las insignias funerarias del rey Carlos IX y la reina Cristina de Suecia, monarcas del siglo XVII, fueron robadas de su tumba en la catedral de Strängnäs este lunes. Los artículos que extrajeron los ladrones son dos coronas de oro y un sable real de gran valor tanto histórico como económico expuestos sobre las tumbas reales desde 1611. La corona de Carlos IX (foto) es de oro, cristal de roca, esmalte y perlas mientras la de su esposa, Cristina de Holstein-Gottorp, está hecha de oro y esmalte negro, sin piedras preciosas. Carlos IX, monarca de la Dinastía Vasa, se convirtió en rey en 1598, tras ganar la batalla de Stångebro y reinó hasta su muerte el 30 de octubre de 1611. Fue sucedido por Gustavo II Adolfo. Cristina "La Mayor" (llamada así para diferenciarla de su nieta Cristina I) es considerada una de las personalidades más importantes en la historia sueca. Murió en 1625 y fue sepultada junto a la tumba de su marido en Strängnäs. Los ladrones escaparon en un bote y aún son perseguidos por varias patrullas policiales, barcos de la prefectura y en helicóptero, informó el diario sueco "Aftenposten". #suecia

A post shared by SECRETOS CORTESANOS (@secretoscortesanos) on

La policía envió un helicóptero y una lancha en busca de los ladrones, pero no los halló. Las autoridades dijeron que no hubo heridos, pero no entraron en detalles.

Los hombres aparentemente huyeron en un par de bicicletas negras de mujer _que probablemente robaron antes_ hasta una lancha que los esperaba, dijo el vocero policial Stefan Dangardt.

Si bien se trata de artefactos de gran valor histórico y cultural, la policía considera que difícilmente traerán beneficios financieros a los ladrones.

Los objetos robados son “imposibles de vender” porque son fáciles de identificar y muy visibles, dijo Maria Ellior, del Departamento de Operaciones Nacionales de la policía, a la agencia noticiosa TT.

El robo sería comunicado a Interpol para permitir una búsqueda internacional, informó TT.

Es la segunda vez que tiene lugar un robo entre los artículos más preciados de la realeza sueca: en 2013, desaparecieron la corona y el cetro utilizados en el funeral del rey Johan III de Västerås.

Strangnas es un pueblo de unos 13.000 habitantes. Recibe muchos visitantes que llegan a ver la catedral y una calle que ha sido calificada de la más bonita de Suecia.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo