Así pilla al cobre la inminente huelga en minera Escondida

Mientras el sindicato hace últimátum a la empresa, nueva paralización se mezclará con la guerra comercial que enfrentan a China y EEUU.

Por Pablo Contreras

De no mediar algún acuerdo, quedan tres dias para que la mayor mina de cobre del mundo enfrente una nueva huelga a casi un año y medio de otra que la tuvo 43 días paralizada.

Minera Escondida no llegó a acuerdo con sus trabajadores y estos en un 84% votaron por la movilización tras rechazar la última oferta hecha por la empresa y ayer el sindicato Nº1 que los agrupa le planteó un ultimátum para que presente una nueva hasta este lunes.

“La huelga es un legítimo derecho de los trabajadores para defender sus condiciones de trabajo e instar por su mejora", sostuvo la organización ayer en un comunicado, puntualizando que si al día señalado la empresa no cambia su postura, "concluiremos que no tiene sentido abrir un espacio meramente dilatorio de mediación obligatoria".

Sin embargo, pese a lo que sucedía el año pasado, en esta ocasión una eventual paralización se enfrenta a un escenario internacional que ya ha afectado al cobre: la guerra comercial entre el mayor comprador del metal rojo en el mundo, China, y EEUU, donde no se ven luces de acuerdo.

Si bien, la regla es que cuando un producto escasea, su precio tiende a subir, que Escondida deje de producir, esta vez, no haría que el valor de la mayor exportación de nuestro país aumente. “Para estos casos uno tiene que pensar cuál es el acontecimiento que pesa más en los mercados”, explica Daniel Meriño, analista de Mercados de XTB Latam.

El especialista añade que las tensiones comerciales entre ambas potencias pesa más en la ecuación, “por lo que la huelga en Escondida es menos preocupante por el momento”.

¿Cuánto pesa Escondida en la minería y economía local? Según datos de Cochilco la producción de este yacimiento propiedad de BHP Billiton corresponde al 5% del total nacional. Y hay que recordar que la huelga del año pasado le significó pérdidas por cerca de US$780 millones.

“A pesar de los buenos datos de crecimiento económico actual, estos están más ligados a expectativas que a hechos concretos, por lo tanto, una extensión del conflicto podría poner en riesgo un crecimiento para la economía nacional”, advierte César Valencia, analista Alpari Research & Analysis.

Y frente a este complejo escenario, usted se preguntará cómo me pega todo esto a su bolsillo. “Todo dependerá de su extensión”, insiste Valencia, quien agrega que “una economía con menor crecimiento aleja la inversión y eso lo sufren los ciudadanos de a pie, ya que se crea menor empleo y los salarios se tienden a estancar”.

En tanto, si la paralización sí influyera en que el cobre suba, generaría “una caída en el tipo de cambio por concepto de mayor ingreso de dólares a la economía, lo que abarata los productos de importación para los consumidores”.

No por nada ayer el ministro de Hacienda, Felipe Larraín hacía un insistente llamado al diálogo entre las partes. "Ojalá que se pueda evitar (la huelga) porque todos ganan si es que hay un acuerdo anterior a ella”, expresó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo