Fin al secuestro del dólar en Venezuela: los motivos de Maduro para derogar la ley de ilícitos cambiarios

La nueva medida del gobierno venezolano, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente el jueves, abre el camino para flexibilizar el estricto control de conversión de divisas que está vigente desde hace quince años.

Por Agencias

La ley de ilícitos cambiarios que se presentaba como una medida temporal de Hugo Chávez en febrero de 2003, se transformó en una férrea norma del chavismo que se mantuvo hasta este jueves, luego de que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobara derogarla.

Esta legislación que perseguía las transacciones en las casas de cambio generó un auge para el activo mercado negro, donde la divisa estadounidense se cotiza a más de quince veces de la tasa de cambio oficial. Numerosos precios en Venezuela son fijados de acuerdo a la fluctuación de la tasa del mercado negro.

Alza en el Dólar Getty Images

La nueva medida del gobierno de Nicolás Maduro abre el camino para flexibilizar el estricto control de conversión de divisas que está vigente desde hace quince años.

La reforma cambiaria fue adelantada la semana pasada por Maduro, que anunció también una reconversión monetaria que implicará la eliminación de cinco ceros al bolívar a partir del 20 de agosto.

Los motivos de Maduro

Con estas acciones el presidente de Venezuela busca hacer frente a la hiperinflación que golpea al país suramericano.

En junio se reportó una inflación diaria de 2,8% lo que llevó la tasa mensual a 128,4% y la anualizada a 46.305%, de acuerdo con estimaciones de la Asamblea Nacional, que controla la oposición.

El Fondo Monetario Internacional ajustó el mes pasado sus estimaciones sobre Venezuela y anunció que la inflación podría saltar a un millón por ciento al cierre del año, una tasa récord en la región que llevaría el país petrolero a una situación similar a la que enfrentó Alemania en 1923 o Zimbabue en 2008.

Nicolás Maduro Venezuela ley de ilícitos cambiarios AP

De acuerdo con el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, con la nueva regulación, que se espera que entre en vigencia el 20 de agosto, el gobierno busca facilitar las operaciones cambiarias y combatir el mercado negro.

“Lo coherente es este momento es acompañar al presidente (Nicolás Maduro) en esta propuesta”, dijo el jefe de la Constituyente, Diosdado Cabello, al presentar a votación el proyecto de ley que fue aprobado entre aplausos por los constituyentes oficialistas.

Sin embrago, algunos analistas y opositores han desestimado las medidas y han asegurado que no resolverán el problema de la galopante inflación ni reactivarán la económica que está sumida en una severa recesión desde hace más de tres años.

Horas después, el presidente Nicolás Maduro expresó en un acto de gobierno en el palacio de gobierno transmitido en cadena de radio y televisión que "grandes cambios son necesarios y vienen" en materia económica. Según agregó, la reforma "nos va a permitir ir desplegando un nuevo sistema cambiario" en el país, aunque no dio más detalles.

Remesas

La decisión de la Constituyente fue rechazada por algunos congresistas opositores que expresaron que la única instancia autorizada por la constitución para aprobar leyes en la Asamblea Nacional.

El diputado opositor Ángel Alvarado afirmó que con esta nueva regulación el gobierno busca es controlar a través de las casas de cambio el mercado de remesas, que ha mostrado un repunte en los últimos meses debido a la masiva migración de venezolanos como consecuencia de la crisis.

Algunas empresas de análisis financiero estiman que al país ingresan unos mil millones de dólares al año por concepto de remesas.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo