Derogación de la Ley Reservada del Cobre: Piñera firma indicación para acabar con el "déficit de transparencia" en financiamiento militar

El Mandatario propuso que el dinero para comprar y mantener el equipamiento estratégico de los uniformados se discuta en el Congreso cada año bajo la Ley de Presupuesto.

Por Jaime Liencura

Hasta ahora, una parte del financiamiento de las Fuerzas Armadas se realiza a través de la Ley Reservada del Cobre, un fondo obtenido de ese metal y que puede usarse para comprar equipamiento estratégico y material para reforzar esa arista entre los uniformados. Sin embargo, el Presidente Sebastián Piñera quiere acabar con ese mecanismo y por eso este lunes firmó una indicación para derogar tal legislación.

Según indicó el Mandatario, la idea tiene que ver con que "hay un déficit de transparencia, hay una dependencia absurda de un metal como es el cobre y quedaba excluido el Congreso Nacional de la decisión y adquisición de material militar".

Para ello, la propuesta que hizo es que se deje de echar mano al metal y que el presupuesto se discuta en el Congreso mediante dos discusiones: una para financiar las cuestiones logísticas o "presupuesto ordinario" y otra que se destinará a la adquisición de material estratégico.

"Nuestro propósito es reformular el presupuesto de las Fuerzas Armadas, teniendo además (una discusión en el Congreso) del 'presupuesto ordinario' -que se seguirá discutiendo todos los años en la Ley de Presupuesto- (y otra) para la parte de adquisición del equipamiento estratégico que permita mantener la capacidad disuasiva y la capacidad operativa de nuestras Fuerzas Armadas", indicó el Mandatario.

Financiamiento de equipamiento estratégico

La nueva forma de financiamiento parte de una Política Nacional de Defensa, en la que el presupuesto ordinario se discute a 12 años plazos, mientras que el otro mecanismo se discute a cuatro años plazo.

Sobre esta última fórmula, la indicación apunta a partir con un "colchón" económico de $2.600 millones para los primeros cuatro años. Con ello, cada vez que se toque analizar el presupuesto del país, el Congreso discutirá el financiamiento del quinto año de la arista estratégica.

Con esta fórmula "permanentemente las Fuerzas Armadas van a tener una política de defensa a 12 años plazos, que va a ser discutida democráticamente por el presupuesto de un país, más un presupuesto asegurado y estable a cuatro años plazos", indicó el Presidente.

Aportes desaparecerán

Aún así, la idea del Mandatario es que los aportes del Cobre no desaparezcan de forma inmediata, dando un período de ocho años extra de supervivencia de esta legislación.

"Los recursos remanentes en la cuenta de Ley Reservada del Cobre se incorporarán al Fondo de Estabilización Económico y Social que va a permitir que esos fondos engrosen y aumenten el Fondo de Reserva para eventualidades que tenemos a nivel nacional", detalló Piñera.

Agregó que "la Ley Reservada del Cobre va a ser derogada pero va permanecer por un período de tiempo el aporte que la empresa Codelco hace, ya no a esta ley y por eso, por un período de ocho años, se va a mantener el aporte que hace Codelco actualmente al país y a partir de ese año, en forma gradual ese aporte va ir disminuyendo para hacer una transición que no signifique cambios bruscos en el financiamiento del Estado".

Cabe mencionar que actualmente el proyecto de ley está en discusión en la Cámara Alta y allá pretendería llegar la indicación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo