Caso de conductora del Transantiago que fue a trabajar con su bebé llegó a la Dirección del Trabajo

El ministro del ramo, Nicolás Monckeberg, citó a la empresa Express a la Dirección del Trabajo para analizar la materia. La madre de la niña espera por una compensación para sala cuna.

Por Jaime Liencura

En la Dirección del Trabajo. Ahí terminó la empresa Express en la tarde de este martes luego que se conocieran las imágenes de Dennisse Figueroa, una conductora que se puso a manejar una máquina del Transantiago junto a su bebé de un año y un mes, porque no tenía dónde dejarla mientras ella estaba al volante.

Su caso se hizo conocido luego que se viralizara una imagen donde aparece el coche instalado justo atrás del asiento de la conductora, lo que hizo pensar a una pasajera que se trataba de un caso de abandono. No obstante, cuando se acercó a preguntarle a la chofer sobre la niña, esta le dijo que era suya.

La peculiar imagen hizo que el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg ordenara una reunión con la empresa responsable "para que fiscalice y tome las medidas del caso".

Jardín no la quiso recibir

Según la versión de la madre, el hecho se dio por varias razones: estuvo con licencia desde enero pero el pago no fue gestionado. Con un sueldo de sólo $38 mil en julio, no tenía otra opción que volver al volante. Y pese a que Amalia, su niña está inscrita en un jardín infantil otorgado por Express, justo contrajo una faringitis que hizo que el establecimiento le prohibiera el ingreso.

"Estamos esperando respuesta de la empresa para saber qué nos dicen sobre el bono compensatorio de sala cuna, sobre los días que me quedaron debiendo, sobre mis horarios para ver cuáles van a ser ahora y lo principal es el cuidado de mi hija", declaró en un video publicado justo cuando Express aún se mantenía en reunión con la Dirección del Trabajo.

Ministra de la mujer pidió "humanidad"

De todas formas, Mockeberg no fue el único ministro que se refirió a la materia. También lo hizo la jefa del Ministerio de la Mujer, Isabel Plá.

"Hay hechos que pasan más por el sentido común que por las leyes. En este caso el empleador pudo entender a una trabajadora enfrentada al dilema de cuidar a su hijo o cumplir con su turno, y actuar con mínima humanidad", indicó la autoridad.

Al cierre de esta edición, la reunión entre los entes involucrados aún no terminaba.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo